Los Micronautas no son pájaros disecados


No hay malla cebollera ni saco de esparto que lo retenga. De regreso a la ensalada de la historieta tras un encierro voluntario de veinte años tras las tapias de la Tibetaberna (Calle de la Trompeta 13, Logroño), Yango el rompesacos se llega para convertir Admiradores de Bill Mantlo en un blog más raro. Superviviente del ahogo editorial de 1992, uno de los máximos fabuladores de la Perestroika viene dispuesto a hacer del resto del camino un impracticable tropiezo de secretos; sobre la mediana de la realidad, a medio camino entre Francia, Andorra y Españistan, el mensajero del ciego ha vadeado autopistas y cajas de frutas hasta conseguir un esperanzador documento sobre el monstruo del copyrateo. Materia que hoy acercamos a nuestros dieciocho ronroneantes a fin de que confirmen la veracidad de la lenta pero bien recibida sentencia popular Avena avienta Averroes.


Treinta años no eran nada

Al ovillo de una posible [link]--> película micronáutica producida por J. J. Abrams le sigue el descuido de la revisión. El paladeador de comicbooquerones se presenta como un loco "¿Qué Micronautas nos traerían al multicine?" Si el saltamontes tuvo su tebeo y los hijos de Rom salían en... pero cuando Recerca los franquició para estas tierras no los trajo a todos. ¡Miaaauuugh!
Un estadio prodrómico de mareo y nausea comienza cuando abrimos los ojos a aquella luz, persiguiéndola desde las baldosas de la cocina al techo, a saltos sobre la chata claridad. El intocable redondo de ternera, ese sacrificio clavado a la puerta de todo proceso industrial, parece querer abrirse como una cruz a la cuestión por la que toda doctrina capital se reza por inútil, ¿los personajes de ficción tienen también derechos? De la enfermedad al linchamiento jurídico, el monstruo del copyright dice siempre NO.
La bestia del copyrateo mantiene todavía presos tanto la ficción de los muñequitos como el ensueño de la pequeñez multiplicándose de aquelllos papeles coloreados sin que se tenga noticia de algún alboroto empresarial organizado entre los muchachos de Hasbro y los golfillos de Marvel. Pero llega el cine y de su lado el dinero, otra vez. Solo aquí el lector es capaz de salvar el absurdo de esa idea. El lector que rescata recuerdos conoce todos los agujeros del saco. Sabe de dos gatones que se acabaron arreglando:

El Topo, por recomendación entusiasta de John Lennon, fue comprada y distribuida en Estados Unidos por Allen klein, el presidente de la compañía Appel que comerciaba con los discos de los Beatles y los Rolling Stones.También por recomendación de John Lennon, Klein me dio un cheque de un millón de dolares para que filmará lo que a mí me diera la gana. Realicé La montaña sagrada. El éxito de estas dos obras entusiasmó al productor exacerbando su codicia. me propuso su gran idea: filmar Historia de O, una novela pornográfica sadomasoquista con hermosas mujeres humilladas de diversas formas. Klein ya había entusiasmado a inversores ingleses y contaba con tener un éxito comercial sin precedentes. La tentación era grande. Acepté viajar con él a Londres. En un hotel tubular, semejante a una torre, lo esperaban los productores ingleses para firmar el contrato. [...]
Salí huyendo del hotel, regresé a Nueva York, llamé por teléfono al multimillonario Michel Seydoux, que en Francia había ofrecido producirme una película. Le propusé Dune. Aceptó. En unas cuantas horas, mi mujer y yo hicimos las maletas y partimos con nuestros hijos hacia París, sin dejar una dirección donde Allen Klein pudiera encontrarme. Este reaccionó con una tremenda ira. Supe por uno de sus empleados, amigo mío, que había dicho: "¿Quién se ha creído que es este traidor? A causa de su vanidad artítica me ha hecho perder millones de dólares. Voy a encerrar el negativo de sus películas en una caja fuerte blindada. Desde hoy, hasta el día de su muerte, nadie las vera." [...] A mí también me embargó el odio: vi a Klein como un asesino cultural, un buitre asqueroso en espera de mi muerte para llenar mis bolsillos con exhibiciones póstumas. En fin, un maldito gánster. Respondí a su ataque gracias a que conservaba copias de mis películas en vídeo. En cada país que yo visitaba, dejaba gratuitamente copias a los vendedores piratas [...] durante unos treinta años. Investigando en internet, Klein descubrió la dirección de uno de esos piratas. Amenazó con demandarlo. Aterrado, el pobre hombre me llamó. Yo decidí asumir la culpabilidad y defenderme legalmente. El proceso comenzó en Francia. [...] Ya Klein había litigado con los Beatles, los Rollings Stones y Phil Spector, ganando los tres procesos. Se me exigía como reparación varios millones de dólares. Si perdía el combate quedaría arruinado para toda la vida. Cuando empezó el litigio, observé que sentía miedo. Me dije: "Es normal tener miedo, sin embargo esto no me obliga a ser cobarde". [...] Cuando parecía que esta batalla legal nunca iba a terminar recibí la llamada telefónica de Marilyn Manson y su proposición de que filmáramos Los hijos del Topo. Klein tenía los derechos no solo de las nuevas versiones que se hicieran de la película, sino también de las antes-del-Topo y de las de después-del-Topo. Vi que nunca, si seguía obcecado en combatir, podría llevar a cabo ese proyecto. ¿Qué hacer? Otro koan más que resolver...
Descolgué el teléfono y llamé a Nueva York a Jody Klein, de 40 años, hijo de Allen. Le dije: "Nuestra querella puede durar diez años o más. Aunque ustedes sean ricos, están pagando abogados que les cuestan una fortuna: el interés de ellos es alargar el proceso. Yo en cambio tengo un acuerdo con Maître Bitoun: él trabaja a porcentaje, yo no desmbolso ni un euro. ¿No le parece mejor que lleguemos a un acuerdo amigable?". Me contestó: "Tiene usted toda la razón. Las nuevas generaciones desean ver sus películas. En este momento yo me ocupo de la sección de DVD de nuestra sociedad. Sería bueno ofrecer a ese extenso público una edición con copias restauradas lo antes posible." "¿Y por qué entonces no nos reunimos en algún sitio y damos fin a este asunto?", propuse. [...] No podía imaginarme cómo iba a ser el encuentro con mi monstruoso enemigo... [...] Sentí acercarse unos pasos. Transpiré. "¿Nos insultaremos, nos daremos de golpes, tendré tal asco al verle que vomitaré? ¡Son treinta años de odio mutuo!" Cuando Allen Klein abrió la puerta vi a un caballero de mi misma edad, de ninguna manera obeso, con un rostro sensible coronado por una noble cabellera blanca. Se hubiera dicho un hermano mío. Él me observó un segundo y luego exclamó con gran sorpresa: "¡Íncreible, nunca imaginé que usted fuera bello!". Le respondí: "¡Y yo nunca creí que usted pareciera un maestro espiritual!". Nos dimos un abrazo. Mi odio se deslizó de mi cuerpo como si fuera un abrigo viejo. [...]
Al amistarnos habíamos hecho un bien a nuestras familias, al público, al mundo.



Fragmentillo robado al libro El maestro y las magas, págs. 290 a 295, su última parte. Un anecdotario en el que Alejandro Jodorowsky cuenta cómo aplicó a la vida los koans aprendidos junto a su maestro Ejo Takata en varias ocasiones -en esta misma sección se encuentra una anécdota comiquera muy curiosa sobre François Boucq y la interrupción de la serie Cara de Luna (pág. 288), y los que hayan leído algunos de los otros libros del guionista de Bouncer sabrán lo importante que fue para él el descubrimiento de uno de los filósofos más barbudos presente en nuestra columna de cromos y linqueos; también, los lectores de tebeos capaces de requemar con la vista cualquier material historietil sin distinción de su origen conocen la semejanza entre la obra El corazón coronado y el Hulk mantliano, que trataremos algún día-. Si el fénix se inflama cuando todo está listo para perderse, todavía cabe esperar lo mejor por parte del productor J. J. Abrams. No sé quién es, pero ya le veo capaz de juntar a los dos grupos de muchachos empresarios convencidos de la necesidad de reunir a todo el elenco del Microverso.

"¡Por el Barón Karza, que si Marvel y Hasbro no aciertan a amistarse, lo que van a escuchar no será el sonido de una mano aplaudiendo sino el de una mano repartiendo unas sonoras collejas!"

El ejército de los muertos

Bill Mantlo picoteó un poco en el mundo Marvel de Conan, además de este episodio escribió tres para Red Sonja que ya vimos, porque, aunque era un escritor todo terreno, Hibórea no le pega mucho. Sus historias son melodramas protagonizados por personajes raros, frágiles o trágicos. Poco hay más alejado de esto que una historia de Conan. No obstante Mantlo escribió el guión del nº 110 EE.UU. (5/1985) de La espada salvaje de Conan que se corresponde con el nº 48 Es. Un cómic que no es muy difícil de encontrar ya que se ha reeditado 3 veces (seguramente el cómic de Mantlo más reeditado en España) en tiradas amplias.   



La historia que nos lega Mantlo es un relato fantástico de Terror que recuerda a los cuentos de Poe. Conan y una banda de bandidos perdidos en las altas y heladas cumbres de unas montañas genéricas se enfrentan porque el primero tiene un caballo y comida y los segundos sólo riquezas. La lucha termina con la victoria pírrica del cimmerio ya que en la lucha ha perdido caballo y comida. Así, Conan vaga condenado por las heladas y desoladas montañas hasta que, a punto de morir, es decir, tras cruzar el límite entre este y el Otro Mundo, ve un ejército de cadáveres (hoy diríamos zombis) que marcha en pos de la conquista de la Ciudad de la Vida (nombre que denota tanto una cualidad fantástica como dialéctica). El bárbaro, al estar más muerto que vivo, se une a él de tal modo que participa en el asalto, pero tras la retirada de los muertos queda moribundo en la ciudad así que es rescatado por sus moradores porque ven en el extraño, la característica típica del héroe mítico, la solución a su problema, la típica maldición por un pecado del pasado, el asedio de los muertos. La maldad de los progenitores cae sobre la cabeza de los hijos tal y como la de Atreo cayó sobre Agamenón y Menelao. Sin embargo la lucha está perdida porque los muertos recientes se unen a los muertos viejos de modo que con cada lucha el ejército de los vivos disminuye en la misma proporción que aumenta el de los muertos. El problema es pues irresoluble porque la maldición es ineludible. Cuando esto es comprendido los muertos triunfan pero su victoria es inútil pues, a pesar de haber conquistado la Ciudad de la Vida, la muerte no les abandona, quizás porque para ello la han destruido. Por tanto Conan es, como es norma en este tipo de relatos, el único superviviente de modo que el testimonio unipersonal oral sin pruebas no puede amenazar la realidad consensuada.

Que Mantlo optase por un argumento fantástico de Terror con muertos tradicional no es raro pues lo utilizó en Alpha Flight, en Red Sonja, en La Visión y la Bruja Escarlata, Rom (sus enemigos son fantasmas) o Los Micronautas (el barón Karza se convierte en un espíritu que no quiere morir). Así que podemos considerar que este fue el modo con el que llevó a Conan a su terreno ya que esta historia no es el típico relato del cimmerio pues en ella este es, como los protagonistas de Poe, Lovecraft o Kafka, el testigo pasivo canónico y no el acostumbrado agente o autor definitivo, su característica definitoria que le llevó a la fama.  Esta heterodoxa opción no queda mal, a pesar de que el trabajo de Mantlo en "El ejército de los muertos" no es redondo, porque su potencial alegórico y trágico  y su buena prosa compensan que el relato sea endeble. Así, queda un buen Mantlo que hace pensar que este hubiera roto como autor de no intervenir el Destino.

Lo dibuja G. Kwaspiz, un dibujante tosco dependiente de las fotos que no pega ni con cola con Conan ya que copia hasta los peinados de tal modo que todos su figuras, menos Conan, parecen tipos de los 80 disfrazados. Así pues el resultado es un tanto aberrante pero Mantlo lo redime, no sé si de forma consciente, pues su historia saca mucho partido al torpe realismo de Kwaspiz, le sienta muy bien al ejército de los muertos, y a sus personajes ochenteros, el cómic evoca a la típica película B de aquella época. Cine pa pobres que era el Cómic en sus inicios.

Concluyendo... El ejército de los muertos es una historia de Mantlo interesante y bien narrada con un aspecto mediocre pero pertinente cuyo elemento fantaterrorífico hace que se pueda releer siempre con gusto.

VUELVE MANTLO?

Leo en este post que Leonardi ha dicho en el Expocómic que Mantlo se ha puesto en contacto con él para intentar relanzar a Capa y Puñal.

No sé exactamente el historial de Mantlo. Tampoco conozco, evidentemente, esos mail, pero aunque suena a arpas angelicales quizás sólo sean cantos de sirenas. Dudo mucho que Mantlo sea capaz de escribir un guión, aunque terminen de perfilarlo otros. Además, tras tanto tiempo aislado, no sé si es consciente de todo el tiempo que ha pasado. No digo que tiene que ponerse a escribir como Bendis o leerse de Vengadores Desunidos hasta Miedo encarnado antes de ponerse con Capa y Puñal, sino que dudo yo que Mantlo sepa exactamente que fecha pone en el periódico de hoy. Además, si estuviese equivocado, por diso que lo esté no por mi como fan sino porque significaría la recuperación de una gran persona, no sé si Marvel estaría por la labor de publicar algo de Mantlo&Leonardi cuando este último ha sido casi expulsado del mainstream y el primero lleva fuera como 20 años. Y luego estaría Panini, aunque entre que a los fan eso no nos detiene y Mantlo no ve dinero de las ediciones españolas, a quién le importa eso último?

En fin, hay que ser muy prudentes porque lo que le pasa Mantlo no es fácil de superar y puede haber una recaída, Mantlo no es joven y lleva 20 años encerrado en una cama. Joder que este post pretendía ser celebrativo. Bueno, que eso, que es una buena noticia pero más que poner el acento en que igual vuelve a escribir algo hay que ponerlo en que ha mejorado bastante. Que está de buen humor, motivado, comunicativo y dinámico. Yo creo que esa es la noticia que esconde las audaces declaraciones de Leonardi. Así que celebremos que Mantlo ha mejorado. Mejor noticia este blog no puede dar y nada mejor podíamos esperar.

ÁNIMO MANTLO!

Un relato trágico

Su habitación está prácticamente vacía. Sin televisión. Sin radio. Sin libros, revistas o periódicos. Sin decoración en las paredes. Sin recuerdos de anteriores visitantes. Nada en absoluto que refleje a la persona que ha vivido aquí desde 1995. Una celda individual de una cárcel está más personalizada que esto, aunque Bill no tiene prohibido ir a ningún lado. Le falla la movilidad y, la mayor parte del tiempo, las ganas. En un día normal, se despierta, es cambiado de ropa y limpiado por el turno de mañana de enfermeras y entonces es sentado en su silla de ruedas, donde se queda mirando al vacío. Cuando ha tenido suficiente, es devuelto a su cama, donde cierra sus ojos e intenta volverse a dormir. En algún momento es alimentado, y después, dormir de nuevo.

Pero hoy ha tenido un visitante. Un hombre entra en su habitación, pero inmediatamente Bill no quiere saber nada de él.

“FUERA” grita. “FUEERAA

El trabajador social está cerca, claramente escéptico sobre esta visita que no hará sino agitar a Bill hasta llevarle a un punto que le hará más difícil tratar con él el resto del día. Pero la enfermera, Fátima, se adelanta y coloca una mano en su hombro. Por razones que el personal no revela, Bill se altera ante la presencia de cualquier hombre en esta habitación, por eso sus enfermeras son mujeres. De entre ellas, Fátima es con la que tiene mejor empatía con Bill y sus palabras le tranquilizan lo suficiente para escuchar.

“Tranquilo, Bill, no puedes hablarle así,” dice Fátima. “¿Sabes quién es?”

“¿Quién?” pregunta Bill, genuinamente sorprendido.

“Es tu hijo.”

La cabeza de Bill se gira de pronto, fijándose en su visita. Es más que una sorpresa.

“Hola, Bill,” dice la visita, un hombre de 45 años con un abrigo rojo. “Soy yo, Adam.”

Los ojos de Bill se llenan de lágrimas. Y entonces se llenan los de Adam. Es la primera vez que se ven en 17 años.

-------

art_Mantlo2art_Mantlo3

-------

En Queens-Nassau, Adam Pocock se inclina y abraza a su padre, que le devuelve el abrazo. Bill Mantlo esta sonriendo de oreja a oreja y no puede quitar la vista de su hijo. Bill habla con Adam, pero su habla es lento y laborioso. Uno siente que en alguna parte dentro de ese cerebro dañado, el “Bullicioso Bill” está aun ahí, atrapado en un cuerpo roto que se interpone entre él y el resto del mundo.

Cuando Adam menciona el traer a su hermana Corinna de visita, Bill se ilumina una vez más. “¿Corinna?” dice. “Tráela. La echo de menos. La quiero.”

Entonces Adam enciende un iPad y va desplazando imágenes de las portadas de algunos de los comics que Bill escribió. Bill sonríe, y señala a cada uno de ellos, reconociéndolos instantáneamente. Cada uno es como una pequeña reunión con un viejo amigo.

“¡ROM! ¡Los Micronautas! ¡Capa y Puñal! ¡Mapache Cohete! ¡El Increible Hulk!” Adam le pregunta a Bill si le gustaría que le trajese algunos posters de las portadas, así como algunos de los viejos comics que él escribió. Bill asiente con entusiasmo. “Sí,” dice. “Eso me gustaría.”

Después de una corta visita, es hora de que Adam se vaya. “Te quiero, Papá” dice Adam.

“Yo también te quiero,” dice Bill. “¿Puedo tomar un helado? De vainilla.”

Cuando Adam se gira al marcharse, Bill sonríe de nuevo y levanta sus pulgares con aprobación. Adam se marcha, y una vez se ha ido, Bill vuelve a su cama. Este es el día más excitante que ha tenido en una larga temporada, dice su enfermera. Pone su cabeza en la almohada y cierra sus ojos. Su día ha terminado. Son las 9:45 am.

---

Interpretación al castellano de un par de segmentos del largo y duro (e inexacto) artículo “Un relato trágico” publicado en Life Health Pro.

En dicho relato se cuenta que el hermano de Bill, Mike, vendió todas las posesiones de Bill, incluida su colección de comics, entre la que se encontraban todos los comics que escribió para Marvel, para conseguir fondos para su cuidado médico.

Sus hijos, Adam y Corinna, están intentando recopilar todos esos comics, obviamente para llevárselos a su padre. Si tienes, o eres capaz de adquirir de alguna forma alguno de los comics originales de Bill Mantlo, y tu corazón te lo pide, puedes ver si ya lo tiene, y si no es así, hacérselo llegar, en este grupo de Facebook:

https://www.facebook.com/#!/BillMantloProject

Bill Mantlo: Un genio de 60 años.

Tengo algo abandonado este diario, lo sé, os pido disculpas, pero no puedo dejar de reservar un espacio para escribir estas líneas.

Hoy sería un día especial. Un día maravilloso.

Hoy hace 60 años desde que Bill Mantlo nació en Queens Village. 60 años nada menos.

Sería maravilloso si no fuera porque hace casi 20 años, un terrible 17 de Julio, Bill dejó de ser él mismo tras un atropello que le causo traumas cerebrales severos que le han tenido todo este tiempo bajo cuidados especiales.

Y sin embargo, a pesar de todo, hoy es un día especial. Porque mientras Bill está ahí, aunque viva bajo unas dolorosas circunstancias, todavía podemos decirle lo grande que es, las grandes enseñanzas que nos ha regalado, los buenos momentos que nos ha hecho pasar, y lo muy agradecidos que estamos por todo ello.

Gracias Bill, tú no lo sabes, pero es probable que hayas influido muy profundamente en todas las locuras idealistas en las que me meto, y, por supuesto, tú estás junto a mi en todas y cada una de las ocasiones en las que me siento detrás del teclado.

Dicen que J.J Abrams está empeñado en hacer una película con tus Micronautas. Espero que sirva como detonante para que el mundo te de el reconocimiento que mereces y tan solo te damos de forma tímida y mojigata. Y quizás puedas ver la peli, y quizás, en uno de esos milagros del cerebro humano, el impacto haga que algo ahí dentro se ordene, y puedas recuperar una parte de tu vida que mereces como nadie recuperar.

Te deseamos de corazón muchas felicidades Bill. Muchas Felicidades, Mike, Corinna, Adam y Arthur. Y muchas felicidades a todos los lectores y admiradores de sus historias, compañeros, que siempre llevaremos a Bill en nuestro equipaje.

Tributo



"A finales de los 90 había una serie llamada X-Man ( no X-Men ) que protagonizaba un poderoso telépata mutante llamado Nate Grey. El número 31 trataba del retorno del más mortífero de los enemigos de ROM, Hybrid. El número estaba dedicado a Bill Mantlo & Sal Buscema (esquina superior derecha de la 1ª página) y era una puesta al día de ROM #18".




Gracias a David H. del BLOG FOR ROM FANS WHO AREN'T DICKS por el aviso.

I, too, sing America





I, too, sing America

I am the darker brother.
They send to eat in the kitchen
when company comes,
but I laugh,
and eat well,
and grow strong.

Tomorrow,
I´ll be at the table,
well company comes,
Nobody w´ll dare,
say to me
"Eat the kitchen",
then.

Besides,
they´ll see how beatiful I am,
and be ashamed-

I, too, am americam


James Langston Hughes

Lo mejor que hay en nosotros

Los ojos tropiezan con el secreto y el hechizo de todas estas desgastadas historietas demasiado a menudo mientras escribo reseñas en el baúl grupal más fragmentado, casi pulverizado, de la blogósfera de la cosa del tebeo. Reseñas sumarias, alusivas y hechas a golpes. Por mi parte, es lo que toca, y en mejores o peores puños podría caer el oficio si no fuera todo ello bulto para despeñaderos; porque, ya sea ofrecida como distración o meditación, en Admiradores de Bill Mantlo se recogen los mejores textos en español escritos hasta ahora sobre la obra de Bill Mantlo. Lo cual es arriesgado, pues también son los únicos que por extensión o voluntad no se repiten ni se repetirán sobre los ecos pasados "Mantlo dejó los cómics para dedicarse a la abogacía" "Uno de los guionistas de carga de Marvel" "Un buen artesano". Precisamente ese puede ser el deseo comun de quienes participamos en este grupo de desperados mantlianos, que esas sean bolas de papel de un estrecho y anticuado canal de repetición. Que en verdad sean solo cosas del pasado y no neuróticas repeticiones.
La mediocridad de todo ello no hace sino animarme a continuar escribiendo a pesar de considerar todo lo que he aportado como intentos fallidos. Que si fuesen papel veríamos volando, pues no saben decir ni actuar como quieren ser de verdad, como Bill Mantlo merece.
Distanciaros convenientemente de esas páginas acercándoos a las más importantes (agrupadas bajo la etiqueta Datos y entrevistas), de lo contrario quizás no se escriba todo lo que deberíamos poder leer de una vez a los críticos y sus editores. ¿O era a los editores y a sus críticos? A todos los que escriben principalmente sobre superhéroes y no nos han dado -esperamos poder decir aquí también Hasta ahora- verdadera noticia sobre Bill Mantlo. ¡Enviad una carta a la revista Dolmen para que escriban en ella sobre Mantlo! Y mejor si es de papel, porque de un modo u otro el papel siempre acaba absorviendo espíritu, fuego, sudor u odio de quien sobre él escribe. Pero no nos olvidemos de Tebeosfera... que ni son de papel ni cuesta pasta leerlos y, sinembargo, aunque nos cueste creerlo, todavía está por ver que le hagan hueco a nuestro guionista de la polaridad. ¡Gruuu!, ya me veo mandando una postal pidiendo un artículo sobre el Horror Marvel. Especial Bill Mantlo que ni los cartones que se encuentran por las mañanas en las esquinas del casco viejo de Bilbao.

Ismamelón, director, grapista y chico del oficio en el distrito español de admiradores de Bill Mantlo.



"Temblad ahora si no os daban miedo los truenos, mis valientes muchachos, preparaos para recibir la fobia de la que el cielo cuando no hay agua es capaz. ¡Desplegad las velas solares! Llega toda de una vez la reseña."

La década nos ha tocado a pirata pero lo de reeditar este álbum en nuestra patria del pañal parece complicado. Si no lo ven en los USA... complicado y extraño imaginar que algún editor se plantee una edición conmemorativa en formato libro, es decir, tipicamente novelgraficoso. O en dos tometes. El primero con el arranque de la serie y extras para echarse a llorar, más un segundo con lo que nos contó acerca de estos personajes del corral autoral de la Marvel Uno del 999 []-->
Swords of the Swaskbucklers.

¿Suelto el rollo de los laureles de la adolescencia? Para cuatro que somos mejor no recordar a Forum. De todas maneras tampoco he pisado tantas cucarachas como para dar autenticidad a aquellos recuerdos implantados, en realidad compré este albumcete en 1993 por 450 pesetazas. ¡Pesetazas grandes como dracmas! La moneda de quinientas pesetas. Supongo que insensiblemente echaba en falta mi ración mantliana, una mitología clandestina y vivida entonces casi que desde una ventana, conocida hoy por la grapa (el comicboquerón español que era de toda la vida tebeo), me había fijado en el tiempo desde Rom el caballero del espacio a La Masa hasta llegar a los Alpha Flight el gusto a Bill Mantlo, así que os podéis hacer una idea de lo que significa ahora aquel último número de la edición bimestral del dos en la de uno (Marvel two-in-one). Dejaba de ser un niño, visto dramaticamente, que el blog está para esas cosas, y ni siquiera tuve que sentarme sobre el canto de un Integral, o recopilatorio de toda la vida, para sentirlo. No tenía una voz en off a mi espalda, pero había leído un montón de tebeos. Por cierto,con nueve euros y gastos postales estáis a tiempo de comprar este Piratas del espacio, número siete de la colección Novelas Gráficas Marvel publicado en 1985, a través de Ebay o en Todo colección. Lo he visto esta misma mañana.
Creo que todo fan mantliano debería poder leer Piratas del espacio aunque fuese robado a un amigo; por dos o por tres buenas razones, la primera es que estamos ante un genuino tebeo de aventuras de los que hoy tanto escasean, y la segunda, así completarás tu tebeoteca con uno de los dos tebeos con tapa dura y dolorosa que Mantlo tuvo en España junto al mítico y verde Spiderman contra la Antorcha humana de Montena -otra de los y-por-cierto, tenemos a un inflado que vende aquellos tres álbums superheroicos de Montena por 119 euros aparcado en Todo colección; tal vez esté revendiendo entradas para un partido de la liga europea de algo y le sirvan de tapadera los tebeos, y haya dejado los de Ediciones Laida para mercadear con drogas tan malas como machaconamente perniciosas, solo espero que no trafique con polvo de Pockets de Ases-. ¿La tercera? Esta es la buena de verdad, Mantlo y Jackson Guice intentaban continuar desarrollando estos personajes y tramas antes de que el guionista fuese criminalmente atropellado por el sádico del automóvil. Pega un respingo y haz como que no lo sabías. Como si no lo hubieses leído antes por aquí. En voz baja, Mantlo quería seguir escribiendo historietas.
Dejemos que hable Archie Goodwin, no es la primera vez que le robamos algo:

Mucho tiempo antes de que Luke Skywalker y la Princesa Leia emprendieran su viaje a bordo de la Estrella de la Muerte, en la primera Guerra de las Galaxias, aventureros como Errol Flynn y Douglas Fairbanks habían vivido, espada en mano y alegremente, hazañas de similar ínteres en sus películas. La Guerra de las galaxias continúa esta tradición, llevándola a otra galaxia.
En Swords of the Swasbucklers, el guionista Bill Mantlo y el dibujante Jackson Guice desarrollan plenamente este concepto, combinando las aventuras en el espacio con un grupo de extraordinarios personajes, en la mejor tradición de los cómics de superhéroes. Se trata de crear una nueva colección de comic-books de la línea Epic Comics, de la que esta Graphic Novel es el mejor preestreno y donde se presentan sus incomparables héroes, algunos humanos, algunos alienígenas, algunos simplemente distintos... y todos situados en un escenario tan inusual que en parte es ciencia-ficción y en parte evocación de aquellas queridas películas de los años treinta y cuarenta.
La aventura comienza a todo tren. Hay un gran reparto, desde los villanos colonizadores a la asombrosa variedad de los mismos espadachines. Hay naves que surcan el espacio sobre los vientos solares. Incluso hay un gato. Lo mejor de todo es que hay mucho entrechocar de espadas y mucho "frufru" del magnífico vestuario.

Errol Flynn estaría orgulloso, Luke y Leia también lo están. la síntesis es perfecta.

Convencido de la admirable expresión algébrica Mares y galaxias como un proceso de unificación u homogeneización Mantlo y Guice ven piratas y barcos espaciales que atraviesan las aguas hacia el cielo. Ante el firmamento, el caos negro y terrible pero cultivado de estrellas los dos no pueden imaginar otro templo más adecuado que un barco, una embarcación para atravesar galaxias. No fue la primera, aunque tal vez sí una de las últimas, en la que dos autores de historietas a consecuencia de mantenerse junto a un imaginario por el que sienten una devoción ritual, del que dan además cuenta al final de la obra mediante un texto, La Saga de los piratas, que planeo robar para una próxima entrada, encontraron en los galeones el vehículo potector perfecto para superar el extrañamiento brutal al que conduce la fusión entre las aguas y los planos celestes.
Solo cabe admirar la puesta en paralelo del espacio cerrado de tales embarcaciones y el ingenioso mecanismo ideado en esta historia de espadachines y alienígenas por el que se realiza el tradicional y fílmico abordaje de una nave enemiga bombeando un pasillo de aire desde los creadores de atmósferas después de haber lanzado garfios gravitatorios a través del vacío. La disolución pegajosa y fulminante, esa clase de muerte lenta ajena a la experiencia válida (conocida y experimentada) que espera tantas veces en el espacio desconocido. Pero echemos un vistazo a nuestros nuevos compañeros y mostrémonos tan temerarios como ellos.



Hay algo de Talbot Mundy en las imágenes y escenarios que me sería grato comentar. Será que este tebeo es demasiado divertido para dejar rastro escrito en forma de papeles, sería mejor traer a Van der Leeuw para expresarlo con un juego que los monos altos y rubios del púlpito puedan apreciar mejor, algo que o bien abandonaron o nunca pudieron encontrar, el existir en el riesgo. Ser en la aventura. Las primeras ciencias nos dicen que observando a la tripulación de la Sombra estelar y a sus enemigos vemos que en cada hombre civilizado hay un pirata, y en cada pirata un hombre civilizado resto de alguna civilización desaparecida o masacrada. Y que lo mejor que hay en nosotros es un asesino, nos encontremos en un bando u otro.
La tríada formada por la Princesa pirata Raader, el bestial Servidor y Ojo-espía son una variante permanentemente activada para que la historia se desentienda de sus creadores y solo la imagen ideal y complacida del lector la guíe hasta donde sabemos acabará. Hacia lo mejor del género, donde espera un final nunca roto en el ansia de salvar instantes. Enseguida vemos y sabemos los lectores porqué la criatura blanca armada de músculos limpia a su manera salvaje de cuerpos la cubierta y el cerebro parasitario Ojo-espía se neuroacopla a la mochila de esta gigantesca mascota de la misma forma que apreciamos de un solo vistazo que el actuar y los contornos de Raader nada simbolizan. Simples figuras en acción, seres en movimiento, nada más trascendente que esto. Nada más importante. Todo el secreto reside en el recuerdo y la memoria del lector y el paisaje cultural en el que tan particulares, y supuestamente anodinas, figuras en movimiento enlazan con su reserva camuflada de modelos. Lo cual resulta apreciable incluso para el más inteligente y desgraciado de los lectores, que no ve hasta que mira si se alcanza a ver el mismo exacto objeto desde el otro púlpito lindante al suyo, pues en asuntos de cultura, y aunque solo sean tebeos, solo son tebeos, nos repiten, todo es una linde estrecha, dedicando unos pocos segundos al reconocible tema de la flor mantliana. Que resumiremos con cierto temor y precaución de no estropear una posible futura lectura a los miles de fanes seguidores que hoy con un flan en sus manos pudieran leernos sin haber tenido siquiera la oportunidad de toquetear las paginillas santas: Raader y su tripulación, de los bulbosos a los insectoides pero también los más humanos, son violentos, cantan y meten gritos además de desvivirse por el vil metal y el infierno del tesoro. Son buenos piratas y tienen una historia y persiguen el botín como cualquier buen asesino. Y sinembargo ella es demasiado hermosa. Por eso Lógiko es el segundo en la nave, con su aspecto de mantis religiosa no queda claro si es macho o hembra ni si entre su especie existen tales distinciones o sentimientos. Entre la tierra, el mar y los cielos como la misma muerte se mueven camuflados los fríos espíritus coriáceos.
Este universo es sencillo, existen los que son esclavizados y los que los esclavizan, la Armada Colonizadora. Un imperio romano típico que se presenta mediante su función institucionalizadora y comercial como el contrincante justo de piratas y otros pasajeros de frontera. Porque hasta la galaxia tiene sus fronteras, una muralla a traspasar donde se encuentran el último de los elementos de la peculiar piratería de Raader junto a un secreto familiar. Y efectivamente es así, la flor puede ser una niña que raquea en la orilla de la playa junto a su gato después de una noche de furia gris y relámpagos; una niña que nos descubra que hasta un territorio circular y pasajero como la arena y las dunas puede esconder un faro colonizador. Un eje invasor que anhela controlar y poner fin a la inabarcable marea. Por eso, si dibujante y guionista dedican esta historia a Anne Bonney y Mary Reid no puede verse capricho o casualidad en este hecho del mismo modo que mucho tiempo después líderes políticos históricos marcados por una resistencia a lo político y una discontinuidad histórica hayan utilizado en su discurso los mismos nombres.
Tal vez nos obliguemos un día a revisar este viejo tebeo, a leer los doce números de esta colección. Del modo que sea, aun a riesgo de ser llamados nosotros piratas cuando la realidad exija que no exista otra oportunidad de volver a ellos. Tal vez, me repito, reconozcamos otro día mejor que el de hoy que Bill Mantlo volvió a pecar introduciendo en el relato extraños paralelos políticos. Al margen no se está tan mal. Me parece bien, al menos por hoy. Encerrados dentro del casco de nuestro galeón en mitad del viaje nos convertimos en representantes de la tierra ante ese vacío indiferenciado del espacio exterior y nos damos por fin cuenta de que una flor es todo un tesoro para quien sabe apreciarla. Que los niños son en sí mismos estrellas que nos recuerdan que todo lo que parte de la tierra lo hizo mucho antes del sol -imaginativamente exacto: velas solares-. Y es admirable que un tebeo nos lo muestre una vez más, el recuerdo de esta conjunción natural en el que se reconcilian tierra, mar y cielo.
No es más que simple especulación, espejo de tocador, observación triste de uno que ya no encuentra un ordenador con aquellos lectores de cbr gratuitos y topemolones. ¡Ay!, para leer con el bajo de los pantalones subidos hasta las rodillas. Tebeo de raqueros. Cosas de andar a buscar en la espuma de las olas. También hay una orilla más del otro lado.

No cares in the world

Creo que es la mejor foto de Bill Mantlo que he visto. La he encontrado en The Bill Mantlo Project - Fotos.


Editado:
Y tirando del hilo, nos hemos encontrado esta otra increíble foto de Bill con su hija Corinna.


14994_340331244607_586444607_3573383_8367596_n


Un trabajo en equipo de Los Admiradores de Bill Mantlo

Estoy de Viñetas



De escapada y al escape, y acabado de tostar a vueltas con las cosas de los tebeos, anuncio que estoy robando unas paginitas de la obra mantliana Piratas del espacio (edición forumiana). Querría escribir algún tostón más sobre el Hulk que fue la Masa, pero me encuentro ahora mismo bien perdido en el festival Viñetas desde el Atlántico, en la Coruña. Para este año se traen una exposisión dedicada a los piratas. ¡Pues a la del parche y la larga pierna!
Pues eso, este mes intentaré rascar pantalla; de momento, y para los que no puedan llegarse a las del faro, una visita al blog Santi Navarro In Memoriam:

[link]--> Apuntes del Salón. Sketcbook (1999)

Desde donde robo un bocetillo sobre criatura mantliana.
Los que conozcan las pequeñas historias de Santi Navarro ya saben que, como Bill Mantlo, estas guardaban un espacio para los niños. Además, podemos también emparentar a ambos guionistas por su cercanía con los dibujantes jóvenes -revísese para este particular las esplendidas informaciones recolectadas por Omoloc y Uno, del 999, agrupadas bajo la moderna lapida Datos y entrevistas (lo más potable de este fanblog)-. "Y, bueno, el Nuclear Man de Juan Roman Cano luchaba contra Hulk... ¡Pero esto ya está muy cogido por los pelos!"

Primera aparición: Capa y Puñal





























Este era el principio, y, por tanto, también aquí debe acudirse en busca de un final. Y aunque ahora no recuerde yo ninguna de aquellas onomatopeyas mantlianas volvamos a considerar que si se duerme caído en una plaza de ejercicios como Admiradores de Bill Mantlo dirigirse pies por delante cabeza entre las piernas hacia el origen de Capa y Puñal, su primera aparición, para nosotros en el número 43 Forum (Peter Parker The Spectacular Spiderman nº 64 del USAmericano original), allá en el año del quiosco de 1984, cuando Mortadelo y Filemón la montaban en los Ángeles olímpicos y a un Michael Jackson dibujado por Raf se le escurría la cara viñeta a viñeta de una fabulosa historieta jamás recopilada en álbum, tocho del integral, o novela gráfica que nuestro albur editorial cotidiano de todos los días no vio "Pan que creces, pan que diezmas, aquellas viejas páginas no dejes que se nos fermenten; y tráenos, por lo menos aquí, la reedición que se merecen allí, en cielos más lejanos; donde la grapa vence y el re-tomo no oscurece. Donde otro Tebeo existió y no pudo ser borrado", debe ser obligatorio a la hora de enfundar con toda la galantería retórica del foco, la duda y la acechanza inquisitorial propias del fan que sigue al queso, esta buena nueva del regreso de los héroes de la luz y la oscuridad por la mano de una dibujante de la Patria de la Muerte -antes España, más antes España, y, aún antes, además también España- Emma Ríos.

Sígale usted las barbas al matorral y tome el link de la derecha, que para más indicación es este []--> steinerfrommars.blogspot.com





En efecto, poco se adivina desde tanta altura, y sin más noticia que esa menos averiguará el lector; se les ve, a Capa y Puñal, eso sí, de regreso al baile, genios alados uno dentro del otro. No sé si con cabecera propia o en otra colección calzados al crossover de otro héroe. Y no da tiempo a buscar. Busque el lector entonces. Se lo ruego, venga dejando lo que le salga al paso sobre esta noticia en forma de comentario (a ser posible junto con un linkeo mediador). Lo que sí parece seguro es el regreso de la cadena de plata, por la propia empíria de la dibujante se aprecia la manera en que esta vuelve a atar a los dos personajes. La montaña de viejos sinónimos entre la danza y el estado de realidad potencial del mal oscuro, y su profusión desconcertante, viste los acantilados urbanos de igual forma a como Bill Mantlo y Rick Leonardi colmaron para siempre tal recipiente en la imaginación de lectores y, se supone, a su vez, de otros dibujantes y guionistas. La forma objetiva impersonal es un secreto inquietante, ¿alguien sería capaz de imaginar una gestualidad distinta para Capa y Puñal?
Ya voy con el numerete español... Ni la menor idea de estas cosas, pero, como ya se sabe, este viene con media historia de una historia anterior guionizada también por el señor Mantlo. Aunque de escaso ínteres por el momento -ya veremos qué puede ocurrir cuando en abril del 2082 nos toque reseñarla con fines compilatorios, porque no creo que vaya a resultar especialmente lúdico-, que menos que señalar el enemigo a batir: ni más ni menos que ¡el Hombre Ígneo! Apabullante personaje cuya trayectoria posterior desconozco, una argamasa de la que no he comido. Uno de esos seres extraordinarios que aún se pasean por la DC como si nada pero que aun como aparecidos ya nada pintan en Marvel. Yo preferiría no haber sabido nada de esos cutres Exterminadores. Demos paso al Dr. Atomos, que así avisa:


"¡Atención plis! ¡Mucha atención a los personajes invitados en este número! Bueno, la verdad es que os hemos venido dando la paliza bastante la paliza con Cloak & Dagger, o Capa y Puñal, como prefiráis. Como por fin están aquí, sobran todos los comentarios. Solo una puntualización importante: a mi juicio, la limited serie dedicada a estos personajes que pronto publicaremos en el nº 6 de Extra Superhéroes, es una de las mejores que he leído, juntamente con la de nuestro querido Lobezno, y, como esta, sin supervillanos, superpeleas, superpuñetazos y zarandajas similares. Buenos personajes y buena historia. No hace falta más."


¡Apalizado estaba uno esperando por Capa y Puñal! Eso supongo, aunque ni siquiera lo imagino sin que medie una interntet.
La portada se la apuntamos a homenajeadoreas influencias pulp, sino al Spirit o a Frank Miller. Para el que no cuente con él en su colección me queda por decirle que la atmósfera psíquica de los por entonces nuevos superchicos, el aislamiento y la vivificación adolescente de una urbanidad alboreada por perturbaciones mentales entre el delito y la desautorización de cualquier autoridad, y más que ninguna otra de Dios y sus dioses, la justicia, y la guía social efectiva de sus agentes sociales, no por casualidad la actitud de Spiderman resulta remarcablemente ineficaz en esta aventura, ejerce desde el comienzo una actividad importante. Dibuja Ed Hannigan (s
ecundado por vuestro amigo Jim Mooney), al que a efectos legales consideramos como padre de la criatura junto a Bill Mantlo, vivirlo como una realidad no es suficiente. Ya sé, ya sé, Rick Leonardi.
Hoy estamos más que habituados a asistir a los rondós de Luke Cage calle arriba calle abajo. Cualquier cosa puede ocurrir, y lo sabemos. Pero en los años ochenta, siglo veinte, antes de la cabalgadura del photocall del Spiderman, los superhéroes veían la calle desde muy alto. Y si caían a la acera los transeuntes se sobresaltaban. Puede que por eso la venganza se encontrase todavía sobre las azoteas. En aquello momentos todo debía ser rápido e inmediato: Spiderman circula dándonos conocimiento de la ciudad hasta que se acaba la calma. No es una aparición deslumbrante, de hecho, Capa aún parecía que llevase puestas unas mayas negras bajo su manto, pero así sucedió cuando el farmacéutico Simon Marshall trataba de salvar la vida. Las dagas de Puñal hicieron diana. No hay mucho más que contar: Una chica... toda de blanco... y guapa como ninguna! ¡Y un tipo negro como la noche... con una voz de hielo!"
Los rasgos episódicos no se resuelven mediante el intelecto, es el más sencillo recordar algo no vivido todavía. Es sorteando esa dificultad, viviéndola a través del artificio del dolor, de las noches en que Peter Parker se encuentra demasiado mal como para salir a pasear en red, cuando el paisaje urbano recobra peso y pesar. Policías, periodistas, todo a lo que se le asigna un puesto intermedio sirve de conexión entre los superhéroes adolescentes en la isla de Ellis. Donde los chicos que la policía encontró no lloraban... Conocemos esa historia, el origen de Capa y Puñal, los experimentos con drogas y los seres entre estados, ni niños ni hombres. ¡Lo sabemos todo! Para que iba a contarlo otra vez. Disfruta de las imágenes
No da tiempo a más, pero pronto llegará más tela. Se trata de una buena y sencilla historia en la que sin embargo los poderes de Capa y Puñal están afuera, por así decirlo, de las facultades fantásticas de ambos personajes mostrándose tan solo levemente apuntadas. El alma y el cuerpo, Puñal y Capa, han sido opuestos argumetalmente por Mantlo, ahora bien, para ser prisionero el uno del otro tuvieron que esperar a que esa prefiguración fuera dibujada por ciert
a azarosa virtud casi imposible de aceptar propia del aire de la que los dotó Leonardi. Y es que las ciudades tienen su respiración en los bajos fondos.
A modo de extra entregó un artículo robado, A la luz de mis pecados de
José Mª Méndez (quien era correero de la cole en Forum):

Hulk el Héroe Verde

Mantlo llegó jovencito a Hulk. Aún no tenía los 30 pero ya llevaba 5 años guionizando para Marvel. Su etapa en The Incredible Hulk empezó en el 245 EE.UU. con una historia en 4 partes que remata la saga de Jarella. De este relato voy a hablar y para ello he seguido la edición de Bruguera (I, 15 y 16), pues es la única edición en España donde esta historia se ha editado de forma autónoma, es decir, no formando parte de tochos. No es una buena edición por su rotulación mecánica (la cual sin embargo me pone tierno porque me retrotrae a mi infancia), porque le faltan portadas y porque se come páginas de cada grapa, pero hay que reconocer que no se nota.


Esta historia la dibuja S. Buscema, antaño un competente artesano y hoy un mediocre y pobre dibujante, el cual da lo mejor de sí mismo en las 3 primeras páginas (una es una splash-page). Así, la historia comienza con mucha potencia y dinamismo. Mantlo empezó su etapa ofreciendo lo que se esperaba de un cómic Marvel de la época, mucha acción y tensión. La primera grapa es puramente formulaica, una pelea que deviene en duelo. La segunda grapa es más de lo mismo. Fórmula. Así que la historia apenas avanza con lo que pierde la potencia y el dinamismo con los que empezó. Mantlo se muestra como un competente rellenador de páginas. De este modo nada hace presagiar la explosión de la historia en su segunda parte.
En la tercera grapa Hulk llega al microscópico mundo  de K´ai con el cadáver de Jarella. Un mundo desértico y desolado. Antes no era así. Rápidamente llega la pelea. Un monstruo amenaza a unos inocentes. El superhéroe que hay en Hulk se apresta al combate. Vence. Con la calma llega la puesta al día. El héroe ha demostrado que lo es así como el pueblo ha demostrado que necesita de uno. El relato es inesperado. Resulta que Hulk destruyó K´ai cuando volvió a su tamaño normal. El mundo esta muerto. No hay solución posible. No hay hazaña que realizar. Así que seguimos con el motor de la historia: Hulk quiere enterrar a Jarella en su mundo. Sus protegidos le indican que debe hacerlo en el Valle de la Vida. Viajan hasta allí y Hulk y nosotros descubrimos que es un oasis, un vergel, un paraíso, el Edén. En K´ai no sólo hay rocas y arena. Como el Valle de la Vida es sagrado nadie puede entrar. Hulk ha de dejar el cadáver de su amada Jarella en el límite y marcharse. Naturalmente esto no satisface la mente infantil y testaruda del coloso esmeralda. Así que se interna en el Edén. Hulk no cumplirá su promesa hasta que no entierre con sus propias manos a la reina muerta. Mientras lo hace Mantlo nos muestra su arrebatadora prosa poética y melodramática: Hace mucho mucho tiempo, en otro mundo, en otra vida. Antes de que el niño se convirtiese en hombre, antes de que el hombre se convirtiese en científico, antes de que el científico crease la Bomba Gamma, antes de que la bomba crease al monstruo. Mejor resumen de lo que es Hulk imposible. En cuanto las manos del coloso esmeralda mancillan el Edén este le ataca. No sólo criaturas vegetales, aéreas, acuáticas, arbóreas y diminutas sino también la propia tierra.  Naturalmente Hulk vence así que el señor del Edén se ve obligado a hablar con el intruso. El Jardinero le dice que ningún ser inteligente puede entrar en su Valle de la Vida. Después la grapa termina.
En la cuarta, la mejor de todas en una historia construida en crescendo, Mantlo se desata por lo que, como siempre, nos deja alucinados. Dios, no hay duda pues S. Buscema lo dibuja como un dios veterotestamentario, le cuenta a Hulk que los seres inteligentes por indignos tienen vetada la entrada en su jardín. Sólo los inocentes: los pájaros, las bestias y los muertos son bienvenidos. Pero Hulk, como héroe que es, es indomable. No esta dispuesto a obedecer. Quiere expiar sus pecados. Por eso va a forzar a Dios a admitir a sus protegidos. Como esto es un cómic Marvel y Hulk es Hulk va a ser a hostias. Hulk vence a Dios así que le roba su poder y reverdece al planeta hasta convertirlo en un Edén. Después entierra a Jarella. Acto seguido brota una flor verde de la tumba. Maravilla. Milagro. Y no es el triunfo del amor sobre la tumba el material del que estan hechos los milagros? nos dice Mantlo. Tras esto Dios pide disculpas. Las hostias le han hecho ver su error. El paraíso necesita gente. También pide permiso para quedarse. Tras esto Hulk se va. En el paraíso no es necesario pues allí ni se precisan protectores ni se precisan reyes. Por tanto, como todo héroe que ha finalizado su trabajo, debe dejar a su comunidad pues en esas condiciones es superfluo. En este caso más, pues el triunfo de Hulk es absoluto. Ha llevado a su pueblo al Cielo. Hulk ha hecho de Moisés y ha extraído a su pueblo de la Historia (sigue ahí?).
Así comienza Mantlo su etapa en Hulk. Quizás la más decisiva para este pj. Un comienzo que empieza con un final. Parece que Mantlo sintió la necesidad de terminar con el pasado antes de empezar a andar. Esto muestra su sabiduría y su genialidad pues aún era joven.


Así es este espléndido relato. Sencillo y lineal y tosco y largo pero lleno del genio de Mantlo. Como casi siempre este guionista, bajo el simple divertimento y la industrial fórmula, mete Filosofía en su sentido más general. Es una historia un tanto nitzschiana pues en ella el Hombre se revela contra Dios con éxito. De este modo consigue la ruptura definitiva del devenir, del eterno retorno, pues el paraíso es para siempre. También hay mito. Esta historia sigue el esquema de El viaje del Héroe. Hulk tiene condición real como los héroes míticos y es más que humano como los héroes míticos, aunque no por obra divina sino humana. Su aventura comienza en el Mundo Ordinario, en la Tierra. Allí es llamado a la aventura, tiene que enterrar a Jarella. Gracias a un Mentor, el Capitán Marvel, traspasa el umbral que separa este mundo del otro. Allí se encuentra con pruebas, los monstruos, y aliados, el pueblo de Jarella, y así aprende como estan las cosas. Después viene La Prueba, la lucha contra El Jardinero. Como es tradicional es derrotado pero en la crisis (único momento de toda la historia en que aparece Banner), una especie de ordalía de agua, encuentra lo necesario para vencer (Hulk). Así, triunfa de modo que gana el Elixir, una gema del infinito, la fórmula que resuelve su problema. Como en muchos mitos, el Héroe (verde) hace reverdecer la tierra tras vencer el monstruo que retenía las fuerzas germinadoras. Finalmente regresa al Mundo Ordinario. Jarella como reina (verde) es la diosa de K´ai. Así, sin ella este se vuelve baldío y con ella este reverdece para siempre, así es la vida de ultratumba, pues mediante el enterramiento se integra en el planeta. Esto lo simboliza la flor que brota instantáneamente, pues promete la eternidad ya que el amor es eterno. De este modo Jarella es un Osiris femenino. Por último hay religión, es evidente que el cristianismo da forma a esta historia. No sólo esta Dios y el Edén sino que la pelea entre Hulk y El Jardinero evoca la de Jacob y un ser divino pero invertida, pues el israelita representa la astucia y esta enfrentado a su hermano que representa la fuerza.
Por tanto, estos 4 cómics no son mero escapismo y diversión. Como todos los relatos de Héroes hablan sobre nosotros. Son historias que nos enseñan que la vida es sufrimiento pero también un combate que se puede ganar si se es fuerte y pertinaz. Nuestro triunfo es posible si se doblega al destino. Lo curioso es que el vencedor es un monstruo y no un humano. Generalmente los monstruos representan el ego y los vicios que nos torturan haciéndonos sufrir y los héroes la razón y la compasión que nos hacen triunfar sobre ellos de modo que nos llevan a la Felicidad. Aquí no, es la ingenuidad e ignorancia infantil lo que da el triunfo pues Hulk, más que un monstruo, es un niño pequeño. No es mr. Hyde sino un niño que se rebela porque no comprende. Es la inocencia maltratada y maldita con un poder inconmensurable. Es así porque Hulk nace en un mundo que ha condenado la razón y la inteligencia porque estas le han llevado al sufrimiento, el pánico nuclear. Por eso Banner no puede triunfar a pesar de su inteligencia y mesura. Lo hace Hulk a través de la rabia y la falta de entendimiento (recuerda que El Jardinero no quería seres inteligentes en su Edén) porque es inocente y justo. En el fondo Hulk es el héroe ingenuo de los cuentos. Sus desmanes, como los de Heracles, no son volitivos. El no planeó la destrucción de K´ai ni la muerte de Jarella. Hulk es un monstruo que siempre es víctima, cordero. Por eso puede acceder al Edén y blandecer el duro corazón de Dios como hiciera Abraham cuando intercedió por Sodoma, sólo que él lo hace al estilo marvelita, mediante hostias espectaculares. En el fondo esta la naturaleza combativa y justiciera de Mantlo.
En fin, otra fabulosa historia de este guionista maldito que demuestra que es uno de los grandes. Mantlo siguió la estela de Kirby y así se convirtió en el precursor de Moore, Morrison y Miller. Sus historias, como las de ellos, mezclan lo erudito con lo pop y la reflexión con la diversión. Por ello sus cómics son clásicos, es decir imperecederos, y magníficos ejemplos del porqué los superhéroes se convirtieron en mainstream. El género triunfó porque tuvo autores que hicieron historias fabulosas  portadoras de conocimiento esotérico y de esperanza, valores y sabiduría pop, es decir, mitos. Por ello, cuando casi todos estos aedos se han ido la decadencia ha llegado. Necesitamos un Héroe Verde.

Carta a The New York Times

El Gran Jurado puede defender los derechos de los acusados

Sr. Director:

Sol Wachtler, Juez en Jefe del Estado de Nueva York y autor de “Gran Jurado: despilfarro y sin sentido” (Op-Ed, 06 de enero), sabe que el Estado, a través de su fuerza de policía y oficinas de los fiscales de distrito, ha reemplazado al rey como la fuerza abusiva en contra de la que el jurado debe presentarse como el protector de los derechos de una persona acusada de un delito grave.

Mientras que el fiscal lleva a cabo la presentación de un caso ante un gran jurado, el acusado puede optar por dar testimonio, y puede pedir al gran jurado que llame a los testigos en su nombre y considerar las pruebas que no le han sido sometidas por el fiscal. En el Bronx, donde he ejercido como abogado de defensa penal para la Sociedad de Ayuda Legal durante tres años, aproximadamente dos tercios de los casos en los que nuestros clientes eligen declarar son rechazados de plano por el gran jurado, o los cargos se reducen a delitos menos graves.

La experiencia enseña que un gran jurado, compuesto por ciudadanos comunes y corrientes, es capaz de evaluar el testimonio de los acusados, testigos y agentes de la policía con un cinismo mucho menor que los jueces o fiscales. Provenientes de las propias comunidades donde se alega que los delitos han tenido lugar, estos ciudadanos pueden ver a través de cargos instituidos por la venganza personal, el chantaje o como resultado de un error humano.

Y, sometidos a una fuerza policial no menos racista que la policía de Boston (que estaba dispuesta a detener a una persona de color, sin examinar la evidencia que apuntaba a la culpabilidad de un hombre blanco en el asunto Charles Stuart), son capaces de equilibrar la credibilidad de los acusados en contra de los policías que a menudo estiran la verdad, cuando no mienten descaradamente, para justificar un arresto motivado por prejuicios raciales o económicos, o por la simple arrogancia de los agentes del orden hacia el ciudadano medio del Condado del Bronx.

De hecho, es mi opinión que más acusados ejercerían su derecho a testificar ante el gran jurado si sus abogados estuvieran más dispuestos a tomarse el tiempo para presentar sus casos (no lo hacen porque en el Bronx, la Oficina del Fiscal del Distrito mantiene un sistema de gran jurado arcaico e ineficaz que puede atar a los testigos y los abogados defensores durante horas, incluso días), y si no se enfrentasen a la amenaza de que antecedentes penales anteriores y sin relación se señalarían a la atención del jurado por los fiscales más interesados en la obtención de una acusación que en que se haga justicia.

Tampoco la sustitución del sistema del gran jurado por audiencias preliminares presididas por los mismos jueces cínicos (ex fiscales a menudo) preservan los derechos de los acusados. Enfrentados a los testimonios contradictorios de la policía y el acusado en las audiencias preliminares llevadas a cabo todos los días en los Juzgados de lo Penal y la Corte Suprema de Nueva York, estos jueces en la mayoría de los casos encuentran más creíbles los testimonios de la policía.

El Juez Wachtler recientemente vio denegada por la administración del gobernador Mario M. Cuomo su solicitud de aumento de los sueldos judiciales y contratación de más jueces. Ahora parece querer una transferencia de fondos mediante la eliminación del sistema del gran jurado. Sería una gran injusticia hacia los que se enfrentan a la acusación, suprimir su primera línea de defensa mientras se aumentan los fondos del propio sistema contra el cual su necesidad de defensa es tan evidente.

Bill Mantlo

Nueva York, 06 de enero 1990

(Fuente)

Fred Hembeck

P: ¿Cómo entraste en el negocio?

FH: Hice una carpeta en 1977 y volví a casa desde Buffalo ese verano. Vivía en Buffalo, a 500 millas de mi casa en Yaphank, y había terminado mis últimos dos años universitarios allí. Me llevé mi carpeta por ahí, pero no atrajo mucho interés. DC, al menos, me permitió llevársela y enseñarla a gente. Marvel dijo, "Déjala esta tarde y vuelve mañana y te diremos lo que nos parece," yo lo hice, pero ellos no. Sólo dijeron, "No, gracias." No me entrevisté con nadie allí. Intenté entrar en los comics mainstream; no tuve éxito. Vince Colletta dijo, "Vete a casa y practica la anatomía." Me fui a casa e intenté hacerlo, pero al mismo tiempo intentaba animarme dibujando todo lo posible. Había dejado algunos compañeros de cuarto -buenos amigos- en Buffalo, así que les escribía cartas en forma de caricaturas. En esas caricaturas es donde se me ocurrió el personaje basado en mí mismo, porque mis amigos sabían qué aspecto tenía... tengo el pelo largo, con raya en medio y barba. Hice muchas de esas cartas. Aunque llevaba pocos meses usando el estilo caricaturesco, empecé a escribir cartas de comentarios a comics, y mandé varias en forma de caricatura y una de ellas le llegó a Bill Mantlo, que estaba escribiendo Iron Man en ese momento. Le gustó mucho lo que había escrito y dibujado pero creo que lo había hecho con 3 ó 4 rotuladores de diferente color, porque dijo que no se podía imprimir, pero preguntó si podía redibujarlo en blanco y negro y pagarme por ello. Obviamente dije, "Sí, creo que puedo hacerlo," Y esa fue mi primera venta profesional. $35 por la carta completa en el numero #114 de Iron Man. Descubrí que me gustaba hacer ese tipo de dibujo así que se me ocurrió una tira con una pequeña entrevista de Spider-Man y Cartoon Fred, lo hice y la mandé sin pensarlo al Comic Buyer's Guide, que era una publicación semanal. La imprimieron y se hizo popular enseguida. No lo esperaba, pero pasó y me pidieron más, así que les mandé más y puse mi dirección debajo de cada tira (esto era antes del email, claro), y varios fans me escribieron, incluso gente del negocio en ocasiones. La primera cosa regular que hice fue cuando Bob Rozakis, Tony Tollin y Mike Gold me llamaron para hacer las pequeñas tiras de las páginas publicitarias de Daily Planet. Y así fue. Muy emocionante, claro.

P: También hiciste un número completo de Spectacular Spider-Man en los 80, pero al estilo Hembeck.

FH: Sí. Casi completo... había una historia introductoria de Al Milgrom como editor. Básicamente fue el número completo. Fue el ‘Mes del ayudante del Editor’.

P: ¿Cómo te sentiste al hacerlo?

FH: Bueno. Es una historia rara. Bill Mantlo fue el tío que me introdujo en esto de los comics al publicar esa carta en Iron Man. Él y yo hablábamos bastante por teléfono al principio cuando yo estaba empezando en esto. Nunca nos encontramos en persona. Por alguna razón, aunque vivía en New York City, nunca iba a convenciones de comic. Así que trabajamos juntos, más o menos, en esa carta de Iron Man, y también en una historia de 10 páginas que íbamos a enviar a lo que sería Epic, creo que se llamaba Odyssey en ese momento, pero nos la rechazaron. Era una historia escrita por Bill y no tenía diálogo; estaba narrada en pantomima. Al final me dijo que podía quedármela y publicarla en uno de mis comics FantaCo, lo que hice... eso fue muy amable por su parte. Él era el escritor regular del comic Spectacular Spider-Man y supongo que diría, "¿Por qué no hacemos algo inaudito para el Mes del Ayudante de Editor, como que Fred Hembeck se ocupe del arte?" No recuerdo quién me abordó, si fue Bill o el editor, no fue el ayudante del editor, eso fue una gran broma porque nunca hablé con un ayudante del editor, sólo con el auténtico editor, Al Milgrom. Conocía a Al y era muy agradable, le había visto varias veces. También estaba en el comic Fantastic Four Roast. Bill me dió un argumento pero era uno de esos de tres párrafos, media página, que supongo estaba acostumbrado a dar a Sal Buscema y gente de esa índole que eran auténticos profesionales con mucha experiencia, y aquí estaba yo, un tío que sólo había hecho un puñado de tiras humorísticas. Fue bastante bien mientras tuve que dibujar a Spider-Man y J Jonah Jameson, y Spider-Man hablando con la Gata Negra, pero luego había una larga secuencia donde Spider-Man está luchando con la Mosca Humana en la sala de rotativas bajo el Daily Bugle y creo que la indicación de Bill era, '¡Y entonces se pelean!' Yo pensé, 'Vale, ¿qué está pasando aquí?" así que hice lo que pude y lo entregué pero rechazaron la secuencia de la pelea porque yo simplemente ¡no sabía qué diablos estaba haciendo con esta gran secuencia de batalla! Así que hicieron que Bill volviese a escribirla para que fuese mucho más detallada y específica sobre lo que querían y me la enviaron de nuevo y pude volver a dibujarla. Recuerdo que Bill me llamó por teléfono y parecía algo disgustado conmigo por haberle decepcionado, ya que tuvo que hacer de nuevo todo ese trabajo. Yo dije, "Bueno, sabes, soy bastante nuevo en esto, no tengo ninguna experiencia real con escenas de lucha." No discutimos exactamente, pero ambos estábamos molestos con el otro por nuestras propias razones, y esa fue la última vez que hablé con él. Todos sabemos que años después tuvo ese horrible accidente, así que siempre me sentí mal porque fue él quien me metió en el negocio de los comics, y nuestra relación se estropeó a causa de ese número del Mes del ayudante del Editor’.

P: Es una historia triste.

FH: Sí, una pena.

(Fuente)

El primer Bill Mantlo que puedes llevarte a casa:




Poco menos que un milagro.
Un ataque mal organizado de ratones ha terminado con la maldición y, por pura casualidad, o en ocasión de la reapertura, les ha salido uno de los tebeos paninianos entre las novedades del mes de febrero: el Marvel enGOLDado que ya reseñamos al menos dos veces en este blog. Aquel unicornio del Universo Marvel y familia.

Trucos, trampas, que pueden repetirse con un poco de suerte a medida que el bote de miserables monedas se vaya llenando; eso sí, muy poco a poco, digamos que a dos retortijones-maullidos del estómago de Galactus.
¡Atentos a esa ballena! Los de la Corunha, los de los tebeos, vigilad de tirarle un ojo a las novedades del mes (avisen o no):

bijcomic.blogsome.com

Los vengadores : La Visión y la Bruja Escarlata / [guión, Bill Mantlo ; dibujo, Rick Leonardi]. -- [Girona] : Panini, D.L. 2010

1 vol. (pag. var.) : il. col. ; 27 cm
D.L. GI. 545-2010

Los Vengadores - Cómics
Mutantes - Cómics
Leonardi, Rick

821.111(73)-91"19"
Código Barras Sucursal Localización Sinatura
1308432FORUMSALA ADULTOComic MAN ven De luxo/Novidade
PRESTAMO DOMICILIOPrestada ata 07/04/2011

Hércules mantliano.

Alguno habrá notado cambios pasar durante el mes de febrero, supongo que me sentíais fuera de mi natural estado. ¿Tal vez algo menos enajenado o hinchado de gas?
¡Por el nunca bien sobrado vientre del Orcón de Penamoa que no era yo quien escribía esas cosas! Esas cosas... esas entradas que ligaban rayos e inteligencias. Escritos provechosos, sin duda, pero que los lectores nunca deberán mezclar conmigo, ni con mis muchos alterados egos. Y hoy traigo algo bastante más aburrido aunque curioso (mientras sigo pateando la Coruña en busca de un local internetero con scaner):

Thor el poderoso


Una revisteja de seria calidad, con artículos explicativos de Eduardo L. Lafuente y Eduardo de Salazar, publicada en 1999 bajo la marca Forum -pocos años después deshonrada, como sabemos los aficionados a la buena y añorada leche de la grapa- que además de una historia del tío del martillo, a cargo de Len Wein, Jim Starlin y Tony DeZuniga, 'regala' una historieta con un Hércules de Val Mayerik y... sabía que esta pausa dramaticoña resultaría inútil al tratarse este de un blog dedicado a los trabajos y fiebres de Bill Mantlo, pero tenía que aumentar un grado de delirio para gritar que "¡Bill Mantlo lo logró!"

Un Hércules violento (en la medida de lo posible, era la Marvel de 1977, no una historieta de Alcatena), temerario, audaz y desobediente del lado de Jasón, ya al borde del trono de Pylos. No es la mejor historia del mundo pero se ha gando mi cariño después de encontrarme con ella justo después de uno de aquellos rescates milagrosos de Omoloc que, si recordáis, se titulaba [link]--> Hercules #2 Diciembre de 1967




Bill Mantlo lo logró.
[]--> Cómics que me gustan

[]--> Thor en Aventuras Bizarras, por Hugo Zapata

Dallan y Sepsis, escultura


Una escultura inspirada en Dallan y Sepsis, regentes de Mundo-Hogar. Los padres de Arcturus Rann, Dallan y Sepsis, fueron las primeras víctimas de Karza, casi 1.000 años antes del comienzo del relato y han sido divinizados por los que se oponen a Karza.

Entrevista a Mike Mantlo


P: Mike, por favor, háblame un poco de ti. ¿Qué tipo de carrera tienes? ¿Dónde vives?

Mike: Allen, he trabajado para FedEx 30 años, comenzando como mensajero en 1979, hasta mi posición actual como despachador en Nueva York. Estoy pensando en retirarme al final de este año (2009). He vivido en Nueva York durante los últimos 20 años.

Nuestra vida familiar era maravillosa, sobre todo debido a los tiempos en que crecimos. Mis padres fueron gente de clase trabajadora la mayoría de sus vidas (papá se convirtió en un ejecutivo en sus últimos años). Nuestro padre trabajaba en un banco... comenzó como un cajero de banco, y se abrió camino hasta la vicepresidencia poco antes de su jubilación. Nuestra madre era ama de casa al principio, pero volvió a trabajar como secretaria cuando Bill y yo tuvimos edad de cuidar de nuestro "hermano pequeño" Arthur, mientras que mamá estaba en el trabajo. Crecimos en Queens Village, Nueva York, a finales de los 50 y principios de los 60.

Las cosas eran muy diferentes entonces... los amigos podían entrar y salir de las casas de los otros (nada de puertas cerradas), todos se conocían en el "cuadrado" de 4 bloques en que su casa se encontraba, había un montón de niños (el "baby boom" en pleno apogeo), y la vida era simplemente más sencilla (y más agradable, en mi opinión). Bill nació en primer lugar, en 1951. Le seguí en 1954, y Art en 1956.

P: Háblame de Bill Mantlo y su aprecio por la lectura. ¿Quién encendió la chispa para leer comics? ¿Qué tipo de cosas leíais? ¿Tu otro hermano, Art, también leía comics de niño?

Mike: Nuestros padres nos animaron a leer a muy temprana edad, pero como mamá se quedó en casa durante la mayor parte de nuestra niñez, supongo que casi todo el mérito es suyo. Básicamente nos educó en casa hasta el punto de que íbamos 4 cursos por delante de otros chicos de nuestra edad cuando empezamos el colegio. En la guardería, Bill y yo ya sabíamos leer y escribir a un nivel de 4º grado (Art iba algo más escaso porque la TV jugó un papel más importante en su desarrollo..... pero también estaba en cursos de nivel avanzado). Papá tomaba el relevo los fines de semana, leyéndonos (y enseñándonos a leer) los "funnies" (la sección de comics de los periódicos). Nuestros padres eran lectores voraces, así que siempre había libros cerca. Papá nos dió a conocer los comics. Era un gran fan de Tarzan y el Western cuando era un niño (pulps), y traía a casa comics para que los leyésemos cuando volvía de trabajar en New York City. Leíamos cualquier cosa que tuviésemos a mano.

P: ¿Qué programas de television os gustaban a esa edad?

Mike: Bueno, recuerda que los tiempos eran muy diferentes. No había una TV en cada habitación, no había reproductores de vídeo o DVD. Teníamos una TV en blanco y negro en el cuarto de estar, y entre semana sólo podíamos verla después de cenar, con toda la familia. Cada uno tenía una noche en la que podía elegir qué programa se veía, desde las 7:00 to 9:00 PM. Bill y yo elegíamos telecomedias o programas de acción/ciencia ficción..... "Los Intocables", "The Twilight Zone", "Combat", "The Outer Limits", "Rawhide", "The Dick Van Dyke Show", "Topper".... había muchos más, y luego estaba "Million Dollar Movie", que ponían en un canal local..... ponían la misma película 5 noches seguidas. "King Kong" la ponían mucho.... "Plan 9 From Outer Space", "Invasion Of The Body Snatchers", "Mighty Joe Young", "House On Haunted Hill"..... ¡grandes películas!

A papá le gustaban los Westerns (excepto "Gunsmoke".... a nadie le gustaba ese programa), las películas de Disney y los dibujos (le encantaban los dibujos) Los fines de semana teníamos la TV para nosotros, ¡y los sábados por la mañana eran lo mejor! Viejas series, programas semanales de acción/aventuras, llenos de semillas para nuestra joven imaginación.

P: Háblame de la habilidad de Bill para crear arte. ¿Dónde recibió su educación artística?

Mike: Bill pilló pronto el "bicho del arte"... cuando éramos niños solía pedir un set artístico llamado: "Aprende a dibujar con Jon Nagy" (no recuerdo quién era Jon Nagy... si salía en TV o no). Él practicaba constantemente (supongo que esto era a partir de los 5 o 6 años), hasta que llegó a ser bastante bueno. Tan bueno que mandó una solicitud a la Escuela Superior de Arte y Diseño en Nueva York, fue aceptado, y después de la graduación, le ofrecieron una beca de arte completo en el Cooper Union College.

P: ¿Qué hizo que dejase el arte y empezase a escribir historias?

Mike: Debido a nuestra educación, rodeada por la literatura, Bill siempre estaba escribiendo... poesía, letras de canciones, chistes, historias cortas, incluso sus propios comics crudos (en "Mantlo: Una Vida En Comics" se dice que escribía los comics en la escuela secundaria dibujando a los "matones" como superhéroes, para que no le pegasen... ¡y funcionaba!). A mitad de su carrera de 4 años en la Cooper Union, pensó que su arte no era lo suficientemente bueno para sobrevivir, por lo que se pasó a la fotografía (que es en lo que se graduó). Después de graduarse, el único trabajo que pudo conseguir fue el de "fotógrafo de retratos" en la tienda EJ Korvettes. Odiaba eso, y recibió una llamada de una antigua compañera que trabajaba en Marvel Comics (se acordó de su amor por los cómics), y solicitó, y obtuvo un trabajo como una especie de pasantía y "chico para todo".

Según Tony Isabella, Bill estaba trabajando en el departamento de montaje (todo se hacía a mano en aquel entonces... sin infografía) un día en que un editor apareció gritando frenéticamente que el escritor de una de las historias de terror de un cómic que estaba por publicar se había saltado la fecha límite, y él tenía que tener una historia esa tarde para poder imprimirla. Bill supuestamente dijo "¿Por qué no me dejas escribir la historia?" Tony convenció al editor de que era mejor correr el riesgo que afrontar la fecha de entrega con las manos vacías, por lo que Bill pudo poner un pie en la puerta.

En su hora de almuerzo, armó una historia corta de terror, y he aquí que el editor pensó que prometía, y la aceptó. A partir de ese momento, Bill recibió más y más encargos (fill-ins para escritores establecidos, sobre todo), y su conocimiento de todos los personajes e historias de Marvel, le valió el respeto y la admiración de los poderes fácticos de Marvel. No sé si es realmente cierto, pero la leyenda dice que aparte de STAN LEE, no hay ningún otro escritor en la historia de Marvel que haya escrito más historias que Bill.


P: ¿Por qué se interesó Bill por trabajar en la industria del cómic? ¿Quién le inspiró más?

Mike: el amor de Bill por los cómics es lo que le hizo interesarse, pero hasta que su amiga le consiguió el trabajo en Marvel, no creo que jamás imaginase que trabajaría en la industria. Su verdadera inspiración primero era ser un dibujante de cómics, y su ídolo era Gil Kane de la DC ("El átomo", "The Flash"). Sin embargo, Marvel capturó su atención cuando descubrió "Spider-Man", y JACK KIRBY se convirtió casi en una obsesión. Creo que fue Kirby (a quien había conocido Bill, y de alguna manera consiguió visitas concertadas con él cuando todavía estaba en la escuela) quien le inspiró más, y probablemente le animó a escribir (y a crear sus propios personajes). ¡Kirby era un dios!

P: ¿Te gustaría hablar de los años de Bill en Marvel Comics?

Mike: ¡Fueron mágicos! Bill estaba en su elemento, dejando que su imaginación volase. ¡Había momentos en Marvel en que estaba escribiendo hasta 8 títulos diferentes al mismo tiempo cada mes! Fue increíble... se le ocurrían ideas, me parecía, cada minuto del día! Su etapa, digamos entre 1974-1979, fue la erupción más increíble de ideas que cualquier ser humano podría haber producido, y los contenidos fueron los de más alta calidad de la carrera de Bill. Lamentablemente, alrededor de 1979-80, hubo un cambio de régimen en la redacción, y la carga de trabajo de Bill comenzó a disminuir debido a su relación combativa con el nuevo editor en jefe, Jim Shooter.

P: ¿Mencionó sus historias propias favoritas?

Mike: Por supuesto... estaba muy orgulloso de su etapa en "The Incredible Hulk", aunque el reconocimiento de la crítica no llegó hasta que dejó ese título. Sus favoritos eran los personajes que creó ("Capa y Puñal"), o a los que insufló vida ("Micronauts", "ROM: Spaceknight", "Alpha Flight"). Amaba todas las historias que escribió... todo lo que le permitiera poner su imaginación en palabras tenía un lugar especial en su corazón. Le encantaba crear / contar historias.

P: ¿Con qué artistas parecía trabajar mejor?

Mike: En primer lugar, George Pérez. Más que cualquier otro artista, Bill formó un vínculo muy cercano con George. Aparte de el talentoso Sr. Pérez, Bill trabajó con casi todos los artistas de la plantilla de Marvel, y estarías en apuros para encontrar uno que diga que no le gustaba trabajar con Bill. Siempre creyó que la colaboración artista-escritor debe ser sólo eso... una asociación. Si uno intentaba alimentar su propio ego a costa del otro, el cómic estaba condenado al fracaso.

P: Me pasé gran parte de mi infancia leyendo historias de cómic creadas por tu hermano. He leído los números de Iron Man que él escribió. He leído los números de The Human Fly y muchos números de Rom. Era un lector habitual de The Incredible Hulk. ¿Cómo crees que Bill era capaz de trabajar en series tan diferentes?

Mike: ¡Siendo un genio! En serio... Bill tenía la extraña habilidad de recordar cada historia que había leído de niño y adolescente... casi una memoria fotográfica. Además, leía constantemente... todo lo que caía en sus manos... los clásicos, poesía, letras de canciones, periódicos, pulps, cajas de cereales.... lo que sea... ¡si tenía palabras impresas, lo leía! Su mente estaba constantemente en movimiento.

P: ¿Alguna vez tratabas de mantenerte al día con las historias de Bill? ¿Hablabas mucho con él durante este período creativo?

Mike: Sí, a mediados de los años 70, pero no podía mantenerme al día con todos los títulos en que estaba trabajando. Seguía "Peter Parker, The Spectacular Spider-Man" bastante religiosamente, ya que era el personaje que Bill y yo seguíamos más cuando éramos niños. Me encantó su versión de "Howard the Duck", sobre todo porque le permitió expresar su lado cómico sarcástico (que creo que comparto con él). Una vez que salí del ejército (1975), hablábamos mucho.

P: ¿Cuál crees que es el cénit de la creatividad de tu hermano Bill?

Mike: Sin duda, 1974-1979.

P: ¿Cuándo se casó Bill? ¿Tiene hijos?

Mike: Bill se casó con Karen Pocock en 1973, y ayudó a educar al hijo de Karen, Adam. En 1980, tuvieron su única hija juntos, Corinna Meredith Mantlo.

P: ¿Qué tipo de aficiones tenía Bill aparte de la industria del cómic? ¿Era un ávido lector de novelas? ¿Le gustaba ver ciertos tipos de películas? ¿Qué le inspiraba?

Mike: Bueno, como he dicho antes, Bill era un lector voraz... cualquier cosa y de todo. También amaba las películas, especialmente de ciencia ficción. Él creía (y creo que correctamente) que las películas eran versiones en vivo de los cómics. Le encantaban los dos primeros "Aliens"...." Star Wars "," Indiana Jones "," Encuentros en la tercera fase”, todo lo dirigido por Hitchcock, era un gran fan de las películas antiguas, también. Todo lo que contaba bien una historia, le gustaba.

P: Leí que Bill trabajó en guiones. ¿De qué tipo eran los que trató de escribir?

Mike: Ahhh, eso es una pregunta difícil. Hacía de todo. Ciencia ficción, drama, comedia... trató de hacer todo, pero por desgracia, se le acabó el tiempo. Creo firmemente que si el accidente nunca hubiera ocurrido, Bill estaría en Hollywood hoy en día, sin hacer otra cosa que escribir guiones.

P: Háblame del accidente de Bill, el 17 de julio de 1992.

Mike: No me gusta nada hablar de eso, pero en pocas palabras, Bill iba patinando a casa desde el trabajo (era abogado de defensa penal en ese momento), y un vehículo salió de la esquina de Morningside Park, en Manhattan, le golpeó, le tiró por encima del techo (golpeándose la cabeza contra el parabrisas), y cayó al suelo en el lado opuesto (golpeándose la cabeza, de nuevo, en la calle). El conductor huyó del lugar, dejándole tirado y sangrando, en la calle. El conductor nunca fue detenido.

P: ¿Qué ayuda recibísteis tras el accidente?

Mike: En un principio, no mucha. Tuve que luchar contra su compañía de seguros y la industria del cómic en realidad no hizo nada hasta muchos años más tarde (probablemente debido a que Bill lo había dejado a mediados de los años 80 para convertirse en abogado). Sólo cuando "H.E.R.O." (grupo de apoyo a los profesionales del comic) se formó a finales de los 90, llegó alguna ayuda o apoyo (financiero). Se merecen mucho crédito, al igual que Tony Isabella, que ha sido el mayor defensor de Bill a lo largo de todo este suplicio.

P: ¿Cómo está Bill ahora? ¿Qué tipo de cuidados necesita?

Mike: Bill está totalmente incapacitado, y sufre severas alteraciones cognitivas. Está enfadado la mayor parte del tiempo. Tiene serios impedimentos físicos (no puede levantarse sin ayuda, y tiene movilidad limitada), pero peor aún, es incapaz de controlar sus pensamientos y acciones. Requiere 24 horas al día de supervisión y asistencia sólo para llevar a cabo las funciones humanas normales.

P: ¿Qué papel asumiste cuando Bill resultó herido tan horriblemente?

Mike: Yo acepté la responsabilidad de convertirme, en un primer momento, en su custodio (para proteger y administrar todos los bienes que tenía), y luego fui elevado a la condición de tutor legal (para manejar su cuidado y bienestar, así como sus finanzas) un año más tarde. Yo voluntariamente asumí este papel, ya que nuestros padres estaban envejeciendo rápidamente, y Art tenía una esposa y dos hijas que cuidar. Estaba divorciado y vivía solo en ese momento, y sentí que era mi deber ayudar a Bill de la manera que pudiese. Sé que él habría hecho lo mismo por mí, si se hubiesen invertido los papeles.

P: ¿Dónde está ingresado Bill?

Mike: Después de estancias en 4 hospitales diferentes de rehabilitación de lesiones cerebrales (en 4 diferentes estados), fue trasladado finalmente a un Centro de cuidado rehabilitativo de lesiones cerebrales, de reciente creación en Queens, Nueva York. Reside allí ahora, y probablemente estará ahí el resto de su vida.

P: ¿Cómo surgió el magazine MANTLO A Life in Comics?

Mike: David Yurkovich, un escritor de cómic galardonado, me contactó hace varios años, preguntando si había algo que pudiese hacer para ayudar a Bill, ya que Bill le inspiró para convertirse en escritor. Después de un año, más o menos, de intercambio de correo electrónico, y de que David escribiese una maravillosa historia corta basada en la situación de Bill, él sugirió elaborar un "libro" como tributo a la contribución de Bill a la historia del cómic. Yo acepté de todo corazón, y se puso a rodar la pelota. ¡El resto, como dicen, es historia!

P: ¿Cómo se puede conseguir una copia? ¿Qué sucede con las donaciones?

Mike: Actualmente el magazine ya no se imprime. Si alguien está interesado y no puede encontrarlo, pueden escribirme y les encontraré uno (tengo varias copias, como David). La donación sugerida de $20 te consigue una copia y añadir tu nombre a la lista de "FRIENDS OF OL' MANTLO", que David mantiene en su página web.

P: ¿Cuál es la mejor manera de dar donaciones para ayudar a Bill Mantlo? ¿Hay forma de enviar cartas de agradecimiento a Bill? ¿Tratas de leer las cartas a tu hermano?

Mike: Todas la correspondencia, cartas, postales, notas y donaciones deben ser enviadas a mi nombre (hay razones para eso, que no voy a detallar aquí), a:
MICHAEL MANTLO
425 RIVERSIDE DRIVE
APT 12-E
NEW YORK, NY 10025-7731

Visito a Bill cada fin de semana, y sí, le leo todas las cartas que recibo (aunque me grite para que pare... picarle hace que se ponga a reir, y eso siempre es la mejor medicina).

P: ¿Cuándo es el cumpleaños de Bill? Sería maravilloso si los lectores de esta entrevista enviasen a Bill algunas tarjetas de cumpleaños. Es difícil saber lo que su mente ve. Estoy seguro de que agradecería las tarjetas de cumpleaños.

Mike: El 9 de noviembre.

P: ¿Siguen tus padres aún con vida? ¿Qué pasó con Arthur Mantlo?

Mike: Nuestros padres fallecieron... mamá en el año 2003, y papá en 2007. Art está vivo y bien, y ha tenido dos hijas increíbles (una de las cuales se ha graduado con honores en la Universidad Adelphi... ¡en la carrera de Arte!... ¿quién lo hubiera pensado?).

P: ¿Cómo te va en la actualidad, Mike Mantlo?

Mike: Estoy tan bien como puedo estar, supongo. Estoy a punto de retirarme de mi larga carrera en FedEx (30 años), y me mudaré a mi nuevo hogar en la costa de Delaware este año. ¡Espero ir a pescar un montón!

P: ¿Qué te gustaría decir a nuestros lectores más jóvenes que podrían no conocer el trabajo de Bill en el campo del cómic?

Mike: ¡LEEDLOS! ¡TODOS ELLOS! ¡AHORA! Es broma... pero si estás interesado en una historia buena y sólida, con personajes imaginativos y bien pensados, ¡nunca te equivocarás con un comic escrito por Bill Mantlo!

P: ¿Cuál es la mejor manera de contactarte? ¿Tienes página web?

Mike: No, por desgracia soy un poco dinosaurio (lol). Cualquier persona que quiera ponerse en contacto conmigo puede escribirme a la dirección indicada más arriba. Si insisten en utilizar esta cosa de la red, mi dirección de correo electrónico es: mkm5854@aol.com. Odio decirlo, pero realmente prefiero el papel y el lápiz al viejo estilo.

P: Mis oraciones están con tu familia Mike Mantlo. Fue un honor ayudar a Bill a mi manera. También he visto que Mantlo A Life in Comics está en la web de WOWIO. Quiero que sepas que no estás solo. Hay muchas personas que se preocupan por tu familia y Bill. Tengo el honor de tener el libro a beneficio de Mantlo. Atesoro mi infancia leyendo las historias escritas por Bill. Sigue siendo una gran sensación leer esas historias. ¿Te gustaría añadir algo para terminar la entrevista?

Mike: Allen, es la gente como tú la que me ha devuelto la fe en la humanidad. Tus incansables esfuerzos para tratar de ayudar a Bill de cualquier manera nunca dejan de sorprenderme. Te mereces un agradecimiento mucho más que yo, y estoy orgulloso de llamarte amigo. Dios os bendiga a tí y tu familia.