"No te maravilles de que te dije" (Juan 3)

En vano

En vano la soga, la viga.
Luz en el dorso del caballo.

El cura y sus parábolas del perdón.

Nadie supo que moría.


Ella se deslizaba, música en otro cuerpo.


En vano viga nueva.
Caballo, luz, cura.

Ella. La música, otro cuerpo.
El tiempo, descolgar cadáveres.
Soga y muerte juegan a brincar la cuerda.

En vilo el aire cristificó al hombre.
Sudaba calor a sangre.

Dos de la tarde.
A ritmo gotas caían de la boca.

Las pupilas árboles, verde y distancia.

Saboreó un trago de pulque.

Sintió su levedad.
Nadie supo que moría.


Sudor en vano, sangre, dos de la tarde.
Verde, distancia, boca.
Soga, muerte, brincar la cuerda.

Sombra, luz reflejada en la tierra.

José Antonio Gil
[nº 11 Revista Almiar Margen Cero www.margencero.com]