Mantlo no dejó los cómics.

Ultimamente he leído en [link-->] unos cuantos sitios que Mantlo usó los comics para pagarse la carrera de abogado, y que, por eso, cuando consiguió trabajo como abogado, dejó los comics.

No es cierto.


Dejémoslo claro: Bill Mantlo no escribía comics para pagarse otra carrera. Bill Mantlo escribía comics porque le gustaba.


El propio Mantlo explicó lo que le alejó de los comics, antes del accidente como se puede leer en la revista benéfica Bill Mantlo: A life in comics



>>Bill afirmó en público que Shooter y él nunca congeniaron. Mantlo intentó organizar a sus colegas autores en una unión de escritores para detener lo que él denunciaba como “manipulación empresarial de los escritores”. Shooter, según afirmó Mantlo , “Ha intentado destruirme como escritor desde que fue nombrado editor… él me atacó, bien directamente, bien a través de los editores, haciendo la vida imposible a los que tenían que supervisar mi trabajo. Algunos editores no querían trabajar conmigo porque Shooter sería muy duro con ellos.”

La relación de Mantlo y Shooter continuó deteriorándose. Cuando se quejó de su dibujante en CLOAK AND DAGGER, fue retirado de la serie. Mantlo también fue despedido de ALPHA FLIGHT. Como respuesta a la reducción de su trabajo, Mantlo tomó acciones. “Shooter rompió mi contrato con Marvel negándose a darme la cantidad de trabajo que estaban obligados legalmente a darme. Llevé a Marvel a arbitraje por ese motivo. Shooter se negó rotundamente a cualquier acuerdo conmigo… En el transcurso de nuestras negociaciones, se hizo evidente que Jim Shooter no atendía a razones, y creo que fue la primera vez que los directivos vieron que así era. Ellos básicamente tenían eso en mente cuando su contrato acabó.” El caso de arbitraje con Marvel, así como el interés de Bill por las leyes y su deseo de ayudar a otros, reforzaron su idea de iniciar una carrera legal.

Shooter fue destituido como Editor Jefe de Marvel en 1987, un año después de la publicación de su profusamente publicitado, aunque fallido, Nuevo Universo <--link. De todas formas, Mantlo recuerda que seguía sin conseguir trabajo estable en Marvel. “Una vez que Shooter desapareció, pensé que sería más fácil [conseguir un trabajo], pero no lo fue… Todos los nuevos editores tenían miedo de recurrir a mí. Carl Potts fue el único editor que luchó por mi”. THE DERANGERS, una serie que Mantlo y el artista Butch Guice estaban desarrollando para Epic Comics, la línea de Archie Goodwin, y que se había publicitado en varias revistas fue archivada antes de su publicación.
Una renovación de los editores, junto con una reducción en la oferta de trabajo, dejó a Mantlo en una posición incómoda, (aunque por aquella época estaba trabajando como abogado y no dependía de los comics como fuente de ingresos). Él quería continuar escribiendo comics debido a su pasión por el medio. En cualquier caso, muchos de los nuevos editores de Marvel no le conocían. Mantlo comentó que “ha habido una renovación prácticamente absoluta aquí”. Incapaz de asegurarse trabajos en la nueva etapa tras la caída de Shooter (y quizás debido a la fuerte postura de Bill al respecto), Mantlo enfocó su atención hacia DC Comics.
(...)
Bill pretendía trabajar en otra serie DC (SUPERMAN parece ser) pero en última instancia pretendía crear sus propios personajes. En cualquier caso sus planes no se cumplieron, y a finales de los 80 Bill estaba dedicado por completo a su trabajo como abogado de oficio en la New York Legal Aid Society (Sociedad de Ayuda Legal de Nueva York).

Tan solo unos meses antes de su accidente, Bill aún tenía proyectos e ideas para volver a los comics. Sabemos esto [<--link] gracias a Jackson Guice.

No me cabe duda de que, si no hubiese tenido el accidente, Bill Mantlo estaría hoy en día escribiendo comics Marvel.

Gracias Bill
Miguel Colomo (miguelcolomo.blogspot.com)