Sota de Corazones, la apoteosis de un héroe

Este cómic es una miniserie de 4 comics que se publicó en la cole Limited Series de Marvel y que aquí sacó Forum en el profético formato tomo (álbum en aquella época). Este (cutre y con las portadas diminutas y en b&n, pero sólido, esta encolado pero parece que lo fue ayer) pretendía ser un broche de oro para el pj cocreado por Mantlo. Sota de Corazones había salido en las coles que guionizaba, así que podemos deducir que le gustaba. Pero, como en toda historia de amor, había un problema. El de esta consistía en que era un pj difícil de dibujar y por eso los dibujantes se negaban a hacerlo, por otro lado, a nadie, sobre todo guionistas, parecía interesarle, por lo que Sota de Corazones era un grano de arena en una playa. Por eso Mantlo decidió dar un final definitivo a su pj (que no ha resultado definitivo porque en el UM no dejan descansar a nadie) y así escribió este cómic en colaboración con el dibujante Freeman quien, siguiendo declaraciones de Mantlo, hizo cambios e innovaciones clave en el guión que contribuyeron significativamente a hacer de "Sota de Corazones" algo especial, pues es una versión particularísima del Nuevo Testamento.
El cómic es una lectura sencilla, casi pueril, pero brillante, porque Mantlo la hace memorable como solía hacer, saliéndose de las normas, dándole soterradamente profundidad y haciendo que los lectores compadezcan a los pjs y alucinen con las cosas que les pasan al introducir a borbotones melodrama (en este último aspecto es el mejor discípulo que ha tenido Stan Lee). De esta forma, es un relato sobre el sacrificio del héroe de dos niveles, el de aventura clásica y sencilla y el adulto. El 1º entretiene satisfaciendo así al lector que sólo busca eso, el 2º enriquece la historia con una visión más adulta sobre el héroe haciéndola así, además de memorable, satisfactoria para lectores más exigentes.
Mantlo es un tipo culto, ambicioso pero, pese a ello, solidario, profesional y con los pies en la tierra. Esto es lo que hace que como guionista sea, a la vez que un profesional como la copa de un pino (qué significa si no el título rey del fill-in?), un escritor singular que se sale de los estándares industriales (sin duda por eso no le gustaba a Shooter). Esto se ve muy claramente en "Sota de Corazones". La historia no es un prodigio de brillantez y originalidad, pero, lo diluidas que estan las fronteras del género en ella, como en otras del autor, y la intensidad trágica (típico de Mantlo), que casi llega al pathos de los trágicos griegos o a la fatalidad de Shakespeare, hacen de este cómic algo singular que no es 100% superhéroes.
Para mí es más una historia de CF (aunque hay quienes me lo discutirán, pero es que para mí si un relato tiene naves espaciales y otros planetas es CF) con un fuerte componente mítico o tal vez religioso que de superhéroes, porque Sota de Corazones esta metido en una historia que trasciende los habituales cánones del género al modo Kirby, Starlin, Moore o Morrison, pues acerca al superhéroe a la mitología (que es una religión en la que ya no cree nadie). En esta miniserie hay conflictos morales intensos y totales, hay redención, hay catarsis, hay sacrificio del héroe, hay pasiones que enloquecen a sus poseedores, hay simbología solar, esta el viaje del héroe (tanto interior como exterior), esta el ciclo de la vida y esta en juego el destino de un universo entero. Esto es lo que hace que, pese a ser una historia vulgar, sea una lectura apasionante y sorprendente.

El cómic comienza con un superhéroe que se quiere suicidar (eso dónde se ha visto?!) porque su poder, en vez de ser una ayuda para la humanidad, es una grave amenaza. Pero este sacrificio le es negado por el positivismo y utilitarismo moderno, pues no reconocen el elemento trágico-mítico de Sota. Los humanos confían en que se le puede curar y, por tanto y esto es lo importante, se le puede dar un uso útil a sus poderes. En esta dramática situación vemos a Sota como el típico héroe mítico, traumatizado por su trágica infancia (huérfano de madre desde pequeño y vio morir a su padre de joven) y un peligro ("La Tierra no tiene ya que temer" dice Furia cuando Sota se marcha al espacio) por su singularidad y su poder (más "de lo que un humano tiene derecho a poseer" una de las mejores frases del cómic) para la sociedad humana que le acoge, que recibe la visita de la diosa (aquí irónicamente una alenígena) que le revela (anuncia) su ascendencia mestiza (su condición semidivina), esto es, semiterrestre. Ha llegado el momento de la revelación porque sus semejantes le reclaman. Ante una amenaza mortal (el sol de su galaxia se apaga y con ello la vida de esta) irresoluble para ellos, han enviado fuera a sus representantes para buscar la solución. Así que cuando la amenaza aprieta, ha llegado el momento de reclamar al héroe y para Sota de abandonar, tanto la ignorancia, como el Mundo Ordinario. Inspirado por el amor inducido por la "diosa" hacia ella y su sociedad, acepta voluntariamente (aunque por motivos egoístas, he aquí una de las originalidades de Mantlo en esta historia arquetípica) el sacrificio mesiánico que se le pide y para el que ha nacido, que no es más que regenerar el universo con su propia vida, pues sus poderes consisten en energía, en luz y calor. Tras pasar una original Odisea sale exitoso más allá de todo pronóstico y transformado porque su hazaña se ha resuelto con una apoteosis. Sota ahora es un dios, lo que lo redime de sus fallos y egoísmos mortales pues ha madurado. Pero, como héroe marvelita que es, eso no le resuelve ninguna tragedia sino que le provoca otra, pues al perder su mortalidad, ya no puede habitar entre los mortales y por ello pierde a su amor y una sociedad donde vivir, que es algo que había ganado al poco de comenzar la miniserie y quería conservar.
Una historia como véis rara en un cómic de superhéroes. Pero no sólo es este carácter mítico casi puro lo que convierte en una delicatessen a esta obra, también es el enfoque shakespiriano que Mantlo adopta para desarrollar esta historia archicontada. Todos los pjs estan torturados por un dilema moral (esta tensión entre lo ético y lo conveniente es algo muy de la ficción estadounidense) y una pasión que los domina. Los extraterrestres no pueden salvarse porque no sólo no les da su Ciencia para ello, sino porque, por su moral, no pueden ocupar otro planeta habitable ("porque todos estan habitados") ni le pueden pedir, exigir u obligar a Sota que se sacrifique (para ellos "sacrificio es un término que implica explotación de uno" y por eso es algo reprobable). Sota desea ser un héroe pero no ve como dada su peligrosidad, lo que le lleva a no comportarse heroicamente ("estoy malgastando mi vida" dice desesperado) y cuando puede, se comporta egoísticamente, pues va al sacrificado sólo por su amada (sólo esta dispuesto a salvar el planeta porque su amor vive allí) y por buscar fama y veneración, e incluso al final "no quiero morir para salvar un mundo que odio" porque no es capaz de perdonar a pesar de que sus ofensores no saben lo que hacen. De esta forma, la incompatibilidad entre sus 2 mayores deseos, vivir con la diosa y ser un héroe, junto con su egoísmo infantil, son las dificultades que Sota ha de resolver para ser el héroe de la historia. El antagonista lo es porque, en una de las originalidades más destacada de Mantlo por anticipar el posmodernismo, es incapaz de creer que el héroe se va a sacrificar. El único que no sufre por un dilema es el villano (seguramente por eso lo sea). Un pj shakespiriano, una especie de Yago, que es el que aporta tensión e intringulís a la historia. La sed de poder le mueve a tratar de utilizar al héroe en su beneficio, lo que le lleva a cometer desmanes más allá de toda medida y a poner las cosas difíciles, por lo que es uno de los mejores elementos de este cómic al ser uno de los principales agentes en hacerlo interesante y emocionante y uno de los mayores méritos de Mantlo en este guión.


Con todo esto Mantlo imbuye a la historia de una intensidad exacerbada que la eleva de su mediocridad y la llena de grandes momentos como el principio, magnífico porque captura en apenas 3 páginas al lector y le anuncia que no va a leer más de lo mismo, la revelación del orígen de Sota, sorprendente por imprevisible y casi fuera de lugar, la llegada del héroe, magníficamente relatada, la última noche de los amantes, emotiva y conmovedora al ser interrumpida, la revelación del maquiavélico plan del villano, simple pero magnífico y malvadísimo, y toda la grapa final, trágica, maravillosa por sus giros e intensa y épica porque casi toda ella es el clímax. La escena paralela de los extraterrestres celebrando bacanalmente el sacrifico del héroe mientras este está yendo hacia su muerte (eso dónde se ha visto?!), los instantes antes del sacrificio donde el antagonista comprende que el sacrificio empieza por uno mismo y el enfrentamiento de los salvados (podríamos decir resucitados) con el héroe, que han despreciado, convertido en divinidad (choque moderado por la diosa) son lo mejor de esta fantástica miniserie.
Pero como dije al principio, el dibujante Freeman (un dibujante cuya competencia le debería haber redimido de moverse por los márgenes del mainstream) contribuye significativamente a hacer notable esta miniserie. Es un dibujante que me recuerda a Infantino, ambos dibujan la silueta y poco más además de no recargar la figura con detalles, porque, aunque el resultado no se parece mucho salvo en las mujeres, ambos poseen un estilo muy sencillo y limpio, de línea muy fina y dibujo dinámico y suelto. También tiene un aire mignoliano porque sus figuras son casi bidimensionales e introduce fantasía y elementos modernistas en sus dibujos, sobre todo en el fondo, de manera que crea ambiente y enriquece las escenas (maravilloso el marco natural donde se produce la epifanía (dónde si no?) y la arquitectura del planeta medio oriental medio decimonónica) de forma desacostumbrada en el cómic pop estadounidense, tanto del ayer como del hoy. En cuanto a su narrativa, esta es notable y moderna para la época, torpe en las escenas de acción pero eficiente en las escenas románticas, y tiene una clara y efectiva composición que da plasticidad al melodrama y tensión al guión de Mantlo. Así es, seguramente, el dibujante ideal para esta historia. Desde luego, pocos dibujantes de Marvel de ese momento eran capaces de dibujar la fantasía necesaria para dar credibilidad a los exagerados guiones de Mantlo a la vez que aportar la sencillez y armonía que precisa todo mito.
También el color de Burns y Ferriter esta bastante bien y contribuyen al resultado final. El dibujo de Freeman, al ser sencillo y limpio y su composición minimalista, da mucha vistosidad al color lo que le obliga a ser algo más que el complemento habitual. A implicarse en la historia. Algo que en aquella época sólo se podía hacer de forma expresionista dado los límites tecnológicos que había (por otro lado, creo que es así como se debe colorear un cómic, hacerlo de forma realista y recargada no tiene sentido). Por ello, colorear este cómic era un reto. Un desafío que Burns y Ferriter superaron con éxito gracias a su sabia combinación de colores planos y la posibilidad de meter muchos colores en una viñeta al ser estas amplias (algo imposible de hacer en dibujos recargados o con viñetas pequeñas como los que en aquella época hacían Perez, BWS o Golden). Por eso el color en este cómic, además de ayudar a la historia a ser leída y disfrutada, sigue funcionando y no es hoy algo tosco y rudimentario. No es un adorno o una exhibición tecnológica, es un elemento más de la narración.


Por todo esto "Sota de Corazones" es un cómic modestamente grande. Sus interesantes planteamientos, su competente factura, su originalidad, su singularidad y su complejidad por encima de lo normal en el género y lo indicado por los editores para comics pop, hacen que este cómic merezca ser recordado (digitalización ya). También, por eso mismo, es otro cómic más que enriquece la obra de Mantlo haciendo que esta sea lo suficientemente buena como para revindicar y salvar del olvido a ese eficaz y singular guionista de comics populares que, por desgracia, fue.

La delgada línea entre el autor y el genio

Texto publicado originalmente en:
http://scottedelman.livejournal.com/92059.html?thread=476827

Bill Mantlo, corrector de Marvel Comics que se transformó en escritor, conocido por sus guiones en Micronauts, Rom, Capa y Puñal, and Alpha Flight, cumplió hoy 57 años. Bueno, eso es lo que a la mayoría de la gente se le vendrá a la cabeza cuando piensan en Bill. Pero lo primero que recuerdo de Bill de los días en los que trabajamos juntos, en Marvel, es su sentido del humor.

Por poner un ejemplo:
Cuando estaba poniendo en marcha el número de diciembre de 1974 del fanzine FOOM, pensé que sería divertido incluir fotos de los dibujantes y escritores de cuando eran bebés en la sección de noticias, junto a sus futuros proyectos. No iba a pedir a nadie algo que yo mismo no estuviera dispuesto a hacer así que incluí una foto mía al inicio de la sección.


Muchos autores aceptaron y me enviaron fotos como estas, que de momento dejaré sin identificar. Por daros una pista os doy una lista de 13 autores de los que trabajaban en Marvel en aquella época: Dave Cockrum, Chris Claremont, Steve Gerber, Gil Kane, David Anthony Kraft, Don McGregor, Doug Moench, George Perez, George Roussos, Marie Severin, Roy Thomas, Len Wein, Marv Wolfman

Hasta ahí todo bien, pero ¿Qué hizo Bill? Bueno, él me envió una foto suya de bebé... pero no era exactamente lo que esperaba.

Pulsa aquí para ver la foto que mandó Bill

El texto que le di a la foto fue:

"BILL MANTLO nos recuerda que somos tan jóvenes como es nuestro espíritu”

¡Feliz Cumpleaños Bill!


Scott Edelman

Capa y Puñal, de Bill Mantlo

Releyendo la reflexión de Valerie D'Oracio sobre el primer episodio de la serie de Capa y Puñal de Bill Mantlo, caí en la cuenta de un detalle.

En ese primer episodio habla de la pederastia, y del secuestro de niños. Todos conocemos (o deberíamos conocer) el eterno compromiso de Bill por ayudar a los indefensos, y por lo tanto no debería extrañarnos el tema de ese número, sobre el que Valeríe, acertadamente en mi opinión, opina que nunca se publicaría hoy en día ("Demasiado aleccionador, demasiado molarista, demasiado puritano").

Pero, al recordar la revista "Bill Mantlo: A life in comics" reparé en un detalle que da una nueva dimensión a la elección del tema por parte de Mantlo:

Su hermano pequeño Michael (que a la postre asumió la guarda legal y cuidados de Bill tras su accidente) cuenta en esa revista que siendo niños, Bill y él jugaban en la calle junto a su pandilla. Era el 4 de Julio y todos andaban buscando el petardo más grande que pudiesen encontrar, porque el que lo encontrara sería el más chulo del grupo. Mike Mantlo se separó del grupo cuando un coche apareció de la nada, abrió la puerta y le dijo que tenía los mejores petardos de la ciudad y que si quería uno que se subiese al coche. Mike no se lo pensó dos veces y comenzó a subir al coche. Justo en ese momento la mano de su hermano le agarró, providencialmente, cuando el coche arrancaba, bajándolo del vehículo en marcha. Según caía del coche Mike tuvo ocasión de oir al conductor espetar "Maldito niño". Bill probablemente salvó a su hermano de caer en las redes de las que hablaba muchos años después en uno de sus comics.

Mike siempre habla de Bill como "Mi heroe". Pero no uno sobre los que Bill escribía y nosotros leemos sino un Heroe de de verdad; en muchos sentidos.

Por cierto... según tengo entendido, Bill cobra royalties sobre las nuevas re-ediciones de antiguas historias suyas, así que, si comprais el tomo de Capa y Puñal, sabed que una parte, pequeña, probablemente, de vuestro dinero, irá, todavía, a parar a Bill.

Paz

Encuesta: ¿Deberían apagarnos el blog?

¡Tu opinión cuenta! Y ahora más que nunca, ¿crees que tras esta infracción alguien tendría que apagar el blog? ¿Por qué nadie ha escrito el número de la colección ##### y tampoco vas a encontrar mención alguna de sus personaje protagonista o la editorial a la que pertenece?
Sí, igualitos que los blogueros de los USA, nos hemos tirado una historia completa por todo el escáner y como el escaneador es algo aceitoso ni sabe manejarse en esto del robo. Coge la historieta y corre. Lee, sopesa la cuestión y vota (Dorado Añil Naranja).

Estamos de pruebas, si no puedes verlo a pantalla completa intentalo aquí

[Y recuerda, en caso de reclamación oficial, no he sido yo, fu ese otro. Somos tres o casi díez. Vota]

EDITORI-AL Marvel Fanfare























Ocupa la portada pero la historia de Steve Gerber poco importa aquí, los abonados solo tienen que fijarse en el editorial de este Marvel Fanfare.
Yo no sé nada sobre lo del plot. Ni siquiera sé qué puede ser un plot, desde que era pequeño mis palomitas siempre han hecho Chop! Chop! Chop!. CONTINUARÁ...

Por qué Mantlo importa

Traducción de la entrevista publicada en: http://www.pakbuzz.com/entries/001371.shtml


Por qué Mantlo importa: Una entrevista con David Yurkovich sobre el libro tributo a Bill Mantlo
Por Greg Pak

El escritor de Comics Bill Mantlo ha sido uno de mis heroes literarios desde siempre. Su legendaria colaboración con Michael Golden en “Micronauts” de Marvel me hizo flipar cuando era niño. Y cuando empecé a escribir las historias de “Planet Hulk” y “World War Hulk” para Marvel, me dí cuenta de que me refería constantemente al Hulk clásico de Mantlo. Lamentablemente, a principio de los 90, Mantlo fue atropellado por un coche y sufrió un traumatismo craneoencefálico severo. Ahora, David Yurkovich, un autor de comics y fan del trabajo de Mantlo está editando una revista en su tributo llamada “Bill Mantlo: A life in comics” con extractos de entrevistas a Mantlo y a sus colaboradores así como algunas piezas inéditas del trabajo de Mantlo. La revista es una iniciativa sin ánimo de lucro, cuyos beneficios se destinarán a costear los cuidados de Mantlo. Sigue leyendo la entrevista de Pazbuzz con Yurkovich para saber más del Mantlo y ver algunas páginas de la revista en su honor… y tambien puedes visitar su web para conseguir un ejemplar y ayudar en esta empresa.

Greg Pak: ¿Cómo diste el salto de ser un fan de Bill Mantlo a emprender la titánica tarea de editar esta revista en honor a Mantlo?

David Yurkovich: Empecé a leer las historias de Bill a mediados de los 70. En realidad no estaba coleccionando comics en ese momento, pero los comics estaban por todos lados. Mis amigos los tenían. Yo los tenía. Y los intercambiábamos o los leíamos juntos. Probablemente lo primero que lei de Bill fue su trabajo en Marvel Team-Up. Tras el estreno de Star Wars en 1977, me volví un fan acérrimo de Marvel. Al principio fui absorbido por el comic de Star Wars, pero pronto me enganché a cada uno de los títulos de la Casa de las Ideas. Pronto me di cuenta de que un montón de mis comics favoritos estaban escritos por Mantlo. Siendo un adolescente, escribí a Bill y le envié un puñado de dibujos como muestra para dibujar en “Micronauts”. Obviamente eran solo bocetos aislados, no había una trama, pero supongo que toque alguna fibra, porque él me respondió y me dijo que siguiera practicando.

Fue muy alentador, y seguí el trabajo de Bill en Marvel durante los 80, y recuperé material de los 70 a través de tiendas especializadas. Hace unos años, cuando me enteré del accidente de Bill, pensé que debería haber un libro en su honor como reconocimiento a su contribución a la industria. Creo que ya se recaudaron fondos para él en alguna ocasión, pero no estoy seguro. En cualquier caso, después de dedicarle mi Novela Gráfica “Less than Heroes” a Bill en el 2004, empecé a darle vueltas a los pasos y requisitos para armar un libro tributo que fuera una retrospectiva de su carrera con comentarios y entrevistas con los escritores, dibujantes y editores con los que trabajó Bill. Con esto, supongo, me obsesioné un poco, porque me hacía quedarme en vela por las noches. Estaba perdiendo el sueño y me decía “Debería hacerlo”. Así que, lo hice.

GP: Dinos cuales son tus comics favoritos de Bill Mantlo. ¿Por qué son especiales para ti –tanto como lector como professional-?


DY: Adoro las historias más atípicas e inusuales de Bill. Un buen ejemplo de ellas es la historia de Peter Parker, Spectacular Spider-Man 72 (noviembre de 1982). Una gran historia sobre un chico llamado Ollie Osnick que idolatra al Dr. Octopus. Junto a sus amigos se disfrazan de super-villanos, pero él está obsesionado. Vamos, que está fuera de sí. Se fabrica unos brazos mecánicos funcionales y acaba entrando en una tienda de juguetes durante una noche. Cuando Spidey se descuelga en la tienda a oscuras, no se da cuenta de que está peleando con un chico en lugar del auténtico Oc. El Dr. Octopus tan solo tiene una pequeña aparición en la historia, pero provoca un gran conflicto entre Spidey y su enemigo de 6 brazos. Bill escribió montones de asombrosas historias de Hulk, pero una de mis favoritas es un número autoconclusivo titulado “Y llamaron al viento ¡Pariah!” (número 268 de febrero de 1982). En el cuenta la siniestra historia de un hombre sobre el que pesa una maldición desde los tiempos del lejano oeste y que se encuentra con el viejo piel verde. Otra buena historia de Hulk escrita por Bill la protagoniza el Hulk inteligente. Él está intentando reparar algunos de los destrozos que provocó cuando era salvaje, y por eso reconstruye una ciudad que él destruyó. En cualquier caso, además de ser capaz de escribir esos relatos poco usuales (por no mencionar sagas épicas), él tenía el don de escribir sólidas historias del género que cumplían el propósito de contar una historia completa y entretenida en 17 o 18 páginas. Sin finales inconclusos. Sin “continuará”. Solo buenas y divertidas historias autoconclusivas.

GP: A estas Alturas, practicamente debes haber leido cada uno de los comics de Bill Mantlo que existen. ¿Has sido capaz de localizar algún tema o idea recurrente en su trabajo?

DY: Creo que el tema que surge en los relatos de Mantlo, con seguridad en cualquiera de las series que escribió durante un largo periodo, es el desafío del estancamiento del personaje, los saltos en el status quo del personaje, digamos. Él no escribió 75 números de ROM como refritos de la Invasión de los Ladrones de Cuerpos. Él hizo evolucionar la serie constantemente, presentando a otros Caballeros del Espacio, construyendo la iconografía de los Espectros, incorporando los Heroes y Villanos de Marvel en la serie y llevando a la serie a un final congruente.



En The Incredible Hulk, Bill también alteró el status quo. Hulk evolucionó de salvaje a inteligente y a primal. Con Capa y Puñal, la pareja de vigilantes la "misión" autoimpuesta cambió según la serie avanzó. Aunque dirigidos por una causa noble, Capa y Puñal iban mucho más allá de sus posibilidades. Su meta imposible de acabar con las drogas no era suficiente, y los personajes llegaban a comprenderlo. Con lo fácil que hubiese sido mantener a C&P en Nueva York, peleando supervillano tras supervillano cada mes. Incluso en Los Micronautas hubo numerosos cambios y transformaciones en el enfoque de las historias y en los propios personajes.


GP: ¿Qué lecciones crees que pueden aprender los actuales escritores de comics revisando el trabajo de Mantlo?

DY: Es una gran pregunta, pero no estoy seguro de que haya una respuesta sencilla. Definitivamente había una inocencia en los comics que Mantlo y sus contemporáneos que escribían en los 70 y primera mitad de los 80 que ya no existe en los comics. En cualquier caso, creo que dice mucho a favor del trabajo de Bill oír que la generación actual de escritores de comics nombren a Mantlo entre sus influencias. Antes de que los comics más conocidos adquirieran cierta relevancia había un humor de acompañamiento que parece faltar en los comics de hoy. Las series son excesivamente serias o bien parodias de otras series Bil salpicaba su trabajo con un montón de humor, y aun se las arreglaba para contar historias serias. No tiene que ser todo o nada.

GP: A cuanta gente diferente has entrevistado para este trabajo y cuantas horas de conversación crees que te ha tomado hacer las entrevistas?

DY: Las entrevistas las realicé via e-mail, por teléfono, o en persona. No estoy seguro de cuantas horas en total, pero ten por seguro que fueron montones y montones. Las entrevistas fueron con gente como like Mike Mignola, Colleen Doran, George Perez, Marv Wolfman, Tony Isabella, Al Milgrom, Herb Trimpe, Jackson (Butch) Guice, Roger Stern, Ed Hannigan, y alguno más. El hermano de Bill, Mike, y la hija de Bill, Corinna, fueron una gran ayuda, y también Adam, el hijastro de Bill. Hablé con Ky Michaelson largo y tendido. Ky es un especialista profesional que construyo un vehículo a propulsion utilizado por La Mosca Humana durante un salto en Canadá que no acabó bien. Este suceso fue relatado por Mantlo en un número de la serie The Human Fly. Ky proporcionó algunos detalles asombrosos sobre el personaje. Brian K. Vaughn, que también es un gran fan del trabajo de Bill's, me concedió una breve entrevista.

Partes del libro está escrito con las propias palabras de Bill, de archivos, entrevistas, columnas de opinión, virtualmente de cualquier parte en la que pude encontrar material interesante. Era absolutamente vital para mí que la voz de Bill se escuchara en esas páginas. Hubo algunas personas a las que pensaba entrevistar que no contestaron a mis solicitudes. Hubo un par que aceptaron participar, pero lo que no siguieron contestando a mis preguntas. Pero entiendo que el tiempo de cada uno es limitado

GP: ¿Qué es lo más sorprendente que aprendiste de Mantlo durante el curso de tus entrevistas e investigación?

DY: Lo que más me soprprendió es que a lo largo de su carrera, parece que Bill nunca pensó en sí mismo como en nadie más importante que tú o yo. No tenía un gran ego. Quiero decir que, era una persona que llegó a escribir hasta 7 comics al mes para Marvel en una época en la que las tiradas iban de 200.000 a 500.000 ejemplares. No recibí la impresión, ni de los miembros de su familia, ni de los profesionales que entrevisté, de que Bill alguna vez se le subiera la “fama” a la cabeza. Parecía estar muy con los pies en la tierra y muy dedicado a su trabajo y a su familia.

GP: ¿Y la cosa más divertida?

DY: Una de las historias que me contaron de cuando Bill estuvo trabajando como defensor público: le gritó al juez en el transcurso de un juicio. Le mandaron a la cárcel y le concedieron la llamada a la que tenía derecho. La mayoría de nosotros hubiese llamado a un amigo o a alguien de la familia. Bill llamó a una pizzería y encargó comida para sus compañeros de celda. Entiendo que otro Juez se refiriese a Bill como a “una de las personas más agradables a las que he tenido el placer de reprender”

GP: Me intrigó enterarme de que Manto dejó los comics para convertirse en abogado. ¿Puedes darnos algunos detalles sobre qué le llevó a cambiar de carrera? En particular ¿qué le hizo convertirse en defensor público de la ciudad de Nueva York?

DY: Hasta donde yo sé, Bill comenzó a interesarse en convertirse en defensor público mientras estaba escribiendo para Marvel. Durante las entrevistas me dijeron que el principal motivo detrás de la decisión era que Bill quería ayudar a otras personas y que los personajes de Capa y Puñal le hicieron pensar más en el sistema legal. A lo largo de los 80, los encargos de Bill para Marvel fueron disminuyendo. Capa y Puñal, que él co-creo junto a Ed Hannigan, fue asignada a otro escritor. En cierto momento, el único comic mensual de Bill era Alpha Flight. Por lo que yo sé, había roces entre el (entonces) editor jefe Jim Shooter y Bill. Creo que ese enfrentamiento llevó a Bill a dejar Marvel. Él escribió aunque muy brevemente, para DC (dialogando la mini serie de 1989 “Invasion”), pero creo que no hizo ningún otro trabajo para DC. Bill también escribió algunos guiones y muchas historias cortas. Creo que, si no hubiese sido por el accidente, habría seguido siendo abogado y escribiendo ficción y hubiese tenido un gran éxito en ambas cosas

GP: Siempre me encantó la forma en los personajes en los comics de Mantlo gritaban... "Gleeargh!" cuando eran golpeados o les afectaba una explosion. Por favor, dime que sabes porqué demonios Mantlo llegó a usar esa palabra en particular.

DY: Ese sonido lo obtuvo al hacer gargaras con Listerine mientras comía Donuts. En realidad no tengo ni idea.

GP: Has estado recibiendo donaciones... ¿Puedes contarnos cómo será usado el dinero y cómo puede ayudar la gente?

DY: Una de las pegas de autopublicar es que no tienes un presupuesto operativo. Propuse el proyecto a varias editoriales, pero me dijeron que no tenía posibilidades comerciales. Yo no estaba de acuerdo, así que decidí producirlo yo mismo. Pero mi esposa y yo estamos en mitad de una adopción internacional costosa y en este momento no teníamos posibilidad de costearlo. Decidí recurrir a los fans, minoristas y profesionales del comic, esperando recaudar suficiente dinero para pagar los costes de impression del libro. Bill ha residido en una residencia desde que fue atropellado cuando patinaba de camino a su casa, a principios de los 90. Con los costes de impresión totalmente cubiertos con las donaciones, todo el dinero que se recaude de las ventas, pueden dedicarse directamente al guardián legal de Bill, su hermano Mike. Mike usará el dinero recaudado para mejorar la calidad de vida de Bill.
La industria ha sido de gran ayuda, y todos los que han donado para Mantlo: A Life in Comics (como tú, Kurt Busiek, Brian K. Vaughn, Tony Isabella, Mile High Comics, Colleen Doran, Top Shelf Productions, Phil Hester, Sean McKeever, y muchos otros) recibirán una copia del libro, y además serán nombrados en el libro como donantes. Los Fans de Bill pueden ayudar donando y ayudando a completar los fondos para el libro. Una vez que los fondos para el libro estén cubiertos, cualquier donación adicional se utilizará para anunciar el libro. A pesar de las buenas intenciones, sin la promoción adecuada, este libro pasará desapercibido para muchos fans que simplemente no se enterarán de que existe. En cualquier caso, los fondos necesarios aun no están cubiertos; aun necesito la ayuda de algunos fans de Bill para conseguir nuestro objetivo.

GP: Por ultimo, ¿Cuando se lanzará el libro y podrá comprarlo la gente?

DY: Mantlo: A Life in Comics está planificado para la primera semana de Junio. Estará anunciado en el número de abril de 2007 del Previews y sera publicada por Sleeping Giant Comics. Diamond ha colaborado excepcionalmente con este proyecto. El libro tiene 72 páginas con 12 páginas de trabajos inéditos de Mantlo. Me siento extremadamente afortunado de que Mike Mantlo me haya dado permiso para publicar (y adaptar) algunos de los trabajos inéditos de Bill, como una historia de seis páginas a color que nunca ha sido vista impresa. Me gustaría recomendar especialmente a los fans de Mantlo y completistas que encarguen una copia de Mantlo: A Life in Comics a su minorista o que hagan una donación on-line (con lo que se asegurara una copia y aparecerá listado en el libro). No tengo pensado almacenar un gran número de copias (no tengo espacio para ello) así que imprimiré sólo unas 200 copias más que el número de solicitudes. Por ello recomiendo a los fans de Bill que pidan a su tienda de comics que soliciten un par de copias de la revista, o que hagan una donación visitando http://www.sleepinggiantcreations.com/sgc-comics2.html y haciendo click en “The Bill Mantlo Project”. Seguiré manteniendo el portal mucho después de que el libro benéfico haya sido publicado. Iré añadiendo críticas del trabajo de Bill e incluiré una sección para que los fans de Bill puedan añadir sus propios pensamientos y comentarios.

(N. del T: Dado que el libro se publicó 2 años antes de esta traducción, las donaciones ya no son posibles a través de ese link, aunque la web del proyecto, efectivamente, sigue existiendo)