Rick Leonardi y Bill Mantlo

Rick Leonardi (Philadelphia, 1957) es un gran dibujante que no ha conseguido la fama que creo que merecía, razón por la que se ha ganado el título de 'dibujante de culto'. Empezó a dibujar para Marvel en 1980. Ha dibujado títulos como 'Spider-Man', 'Hulk', 'La Vision y La Bruja Escarlata', 'Capa y Puñal' y 'La Imposible Patrulla X'. En los 90, co-creó 'Spider-Man 2099', trabajó en la mini-serie 'Colossus TPB: God's Country' y 'Rampaging Hulk'. Para DC ha hecho 'Batman' y 'Teen Titans' y para Dark Horse, 'Predator'.



Extracto de una entrevista publicada en Dolmen #109, Feb 2005.

Dolmen: Hablemos de Capa y Puñal. ¿Los consideras tu creación?

Leonardi: Ed Hannigan los diseñó al dibujarlos por primera vez en Peter Parker. Me ví envuelto en el proyecto y tuve que hacer un trabajo importante de rediseño. Reinterpreté a los personajes físicamente para que pareciesen más los quinceañeros que se suponía que eran, intentando hacer que se moviesen y apareciesen más como habían sido descritos. Además hice cambios en el traje de Puñal y la capa de Capa, en la manera en que se mueve (más integrada al personaje). Hice más fuerte el contraste entre ambos personajes, la luz frente a la oscuridad y todo eso. No puedo decir que yo los creé pero creo que en parte son míos.

Dolmen: Dibujaste la mini serie y después empezaste a dibujar la serie regular. ¿Piensas que eran personajes lo bastante fuertes para mantener su propia serie o quizá habrían funcionado mejor como personajes secundarios y ocasionalmente protagonistas de mini series o especiales?

Leonardi: Buena pregunta. Creo que Capa y Puñal eran un gran concepto, una idea muy buena, pero no creo que fuesen personajes capaces de protagonizar un montón de historias indefinidamente. Se crearon para luchar contra su propia tragedia, las drogas, y evidentemente eso limitaba mucho el tipo de historia que se podía contar. Podías hacer que viajasen, cambiar el entorno y que luchasen contra el tráfico de drogas, pero en esencia era volver a contar la misma historia de la mini serie, una historia que creo que era muy buena pero que no necesitaba una continuación. Bill Mantlo introdujo una subtrama en la serie, que era que Puñal quería dejar la vida de superhéroe y volver a una vida normal. Creo que era una reflexión subconsciente del mismo Mantlo, con la que quería decir al lector 'No creas que esto va a durar mucho', un signo de lo limitadas que eran las posibilidades de los personajes.




Dolmen: ¿Colaboraste en los argumentos o Bill escribía y tú dibujabas y ya está?

Leonardi: Nuestra forma de trabajar era algo extraña. Normalmente recibo el argumento del escritor e intento dibujar lo que el escritor me pide. A veces pienso que el escritor me está pidiendo cosas que no puedo dibujar o que hay una manera mejor de hacerlo y en ese caso intento corregirlo sobre la marcha, lo cual me ha causado problemas a lo largo de los años. Con Bill nunca tuve ese problema y sí, se puede decir que contribuí un poco a las historias de las series, aunque nunca se me iba a dar crédito por ello.

Dolmen: Hablando de Bill Mantlo, hay una pregunta que siempre hago a los artistas que trabajaron con él y nunca he obtenido una respuesta definitiva. ¿Qué le pasó?

Leonardi: Es una historia triste. Supongo que sabes que lo atropelló un coche, ¿no? Mientras escribía Capa y Puñal y otras series, fue a estudiar Derecho a la Universidad, quería ser abogado. Cuando lo atropellaron había dejado los comics para ejercer como abogado. Bill entró en coma y ya no sé más. No sé si despertó o murió.

Dolmen: Creo que Mantlo es uno de los mejores escritores de Marvel en los 70 y el hecho de dejar el negocio (y el accidente posterior) han hecho que mucha gente joven no conozca su obra actualmente.

Leonardi: Imagino que has buscado en Internet y todo eso, ¿verdad?

Dolmen: Claro, fué lo primero que hice y el único que daba información veraz era Tony Isabella.

Leonardi: La verdad es que me pones un poco triste por no haberme preocupado más por el tema.

Dolmen: Siguiendo con Mantlo y tu colaboración con él... ¿te gustaba su forma de escribir?

Leonardi: Creo que era interesante. Un escritor que podía escribir una serie como La Vision y La Bruja Escarlata, envuelta en una continuidad que deja poco espacio creativamente hablando, y divertirse haciéndola, que al mismo tiempo escribía una serie como Capa y Puñal, en la que los elementos sociales tenían un rol fundamental. No era una de esas personas que sólo viven en el mundo del comic, tenía una vida fuera del comic. No intentaba escribir comics de superhéroes durante treinta o cuarenta años, un día decidió dejarlo todo (probablemente porque ganaba muy poco). Era único en más de un sentido.

Dolmen: Cambiando de tema, basándote en un pequeño sketch de Mike Zeck, diste forma al diseño del traje negro de Spiderman.

Leonardi: El sketch de Mike necesitaba cambios, porque era un trabajo muy preliminar. Fue Jim Shooter quien me dió el encargo de desarrollarlo. Jim Shooter era un gran editor pero tenía sus favoritos y creo que una de las razones de mi supervivencia en Marvel fue que Jim se preocupaba por la gente que él había contratado, y me tomó bajo su protección. Lo sentí mucho cuando Jim dejó de ser Editor en Jefe de Marvel, pero no fué tan malo, porque Tom DeFalco lo sustituyó.

Cloak & Dagger: Child Of Darkness, Child Of Light


(Pinchando en la imagen se llega a la página de Amazon.com)

$13.59
A la venta desde el 10 de Junio de 2009
Hardcover: 112 pags

Un año después de debutar como vigilantes anti-droga en Spectacular Spiderman, los secretos de Capa y Puñal fueron revelados en su propia miniserie, recopilada aquí por primera vez. La primera reunión del dúo y su transformación, sus batallas contra criminales, y sus luchas con ellos mismos, como sólo Bill Mantlo y Rick Leonardi, dos de los maestros de los años 80 podrían presentarlos. Colecciona Capa y Puñal #1-4.

17 malditos años

Un viernes por la tarde, el 17 de julio de 1992, Bill dejó el trabajo pronto para pasar un fin de semana en su casa de retiro en el campo. Hacia las 1:45 pm, después de avanzar entre el tráfico durante unos 5 kilómetros, y a sólo 4 manzanas de su apartamento, un coche tomó una esquina de Morningside Park, le atropelló y se dio a la fuga,

Hoy hace 17 malditos años.

Bill iba patinando sin casco; mal hecho, llevad siempre un casco si vais en bici o en patines, pero sobre todo no seáis unos cabrones malnacidos: conducid con cuidado y si atropellais a alguien parad e intentad ayudadle.

Su hermano Mike cuida de él ahora. Dice que su mente es un caos y que parece haber perdido cualquier barrera de contención dificultando cualquier comunicación, pero que en sus ojos se puede ver el agradeciemiento ante las cartas de los fans y cualquier noticia de su agrado

Su hija Corinna se dedica a tareas sociales, algo que no es de extrañar conociendo la fuerte tendencia social de un padre que siempre firmaba con "Paz". Se sorprende de recibir, aun a estas alturas, numerosas cartas de gente a la que le apasionaron las historias de su padre, al que apenas tuvo ocasión de conocer.

Nosotros, sus admiradores, seguimos leyendo y releyendo sus historias. Encontrando escondidos en ellas nuevos detalles, nuevos títulos de canciones, nuevos poemas, nuevas onomatopeyas extrañas de las que le gustaban. Solo un par de meses antes del accidente hablo con Jackson Guice sobre la posibilidad de volver a escribir comics, de contar nuevas historias.

Seguimos aquí Bill, y estamos contigo.

Paz.

Morbius The living vampire.

LA MUERTE

¡Ah! Eres tú, eres tú, eterno nombre sin fecha,
bravía lucha del mar con la sed,
cantil todo de agua que amenazas hundirte
sobre mi forma lisa, lámina sin recuerdo.

Eres tú, sombra del mar poderoso,
genial rencor verde donde todos los peces son como piedras por el aire,
abatimiento o pesadumbre que amenazas mi vida
como un amor que con la muerte acaba.

Mátame si tú quieres, mar de plomo impiadoso,
gota inmensa que contiene la tierra,
fuego destructor de mi vida sin numen
aquí en la playa donde la luz se arrastra.

Mátame como si un puñal, un sol dorado o lúcido,
una mirada buida de un inviolable ojo,
un brazo prepotente en que la desnudez fuese el frío,
un relámpago que buscase mi pecho o su destino...

¡Ah, pronto, pronto; quiero morir frente a ti, mar,
frente a ti, mar vertical cuyas espumas tocan los cielos,
a ti cuyos celestes peces entre nubes
son como pájaros olvidados del hondo!

Vengan a mí tus espumas rompientes, cristalinas,
vengan los brazos verdes desplomándose,
venga la asfixia cuando el cuerpo se crispa
sumido bajo los labios negros que se derrumban.

Luzca el morado sol sobre la muerte uniforme.
Venga la muerte total en la playa que sostengo,
en esta terrena playa que en mi pecho gravita,
por la que unos pies ligeros parece que se
escapan.

Quiero rosa o la vida,
quiero el rojo o su amarillo frenético,
quiero ese tunel donde el color se disuelve
en el negro falaz con la muerte ríe con la boca.


Quiero besar el marfil de la mudez penúltima,
cuando el mar se retira apresurándose,

cuando sobre la arena quedan sólo unas conchas,

unas frías escamas de unos peces amándose.

Muerte como el puñado de arena,
como el agua que en el hoyo queda solitaria,
como la gaviota que en medio de la noche
tiene un color de sangre sobre el mar que no existe.

Vicente Aleixandre

The Jack of Hearts.



En el imperio de la Quimera, ser visionario es ser real, es ver el fondo.

Julio Herrera y Reissig




En
El Critikrator []-->
"El cómic comienza con un superhéroe que se quiere suicidar (eso dónde se ha visto?!) porque su poder, en vez de ser una ayuda para la humanidad, es una grave amenaza."

¡Terrorismo a la Marvel!

Me lancé a tu nombre de hombre

Me lancé a tu nombre de hombre
a los cuatro puntos cardinales

de tu sombra

a tu imagen que golpea

día a día

la luz inconmensurable de mi tiempo.


Tristemente hermosa

permanezco en tu puerto

ardiente bajo tu cuerpo

desierta

sin orillas

viva y persistente

en mi sangre de mujer.

Margarita Carrera


Una vez cogí carrerilla para saber cómo terminaba el Kazar de Bruce Jones y me lancé a la compra de tebeos USAdos, auténtico comicbooqueado de segunda mano como el que anunciaban las listas de bazares yanquis. No acabé borracho porque no tenía suficiente dinero, pero, además de no conseguir los números que me habrían aclarado qué puñetas hacía Belasco en la Tierra salvaje, tuve que tragar con un episodio que enfrentaba a Daredevil contra Zabú y unos números del Caballero negro con más letras que imágenes, Shanna la diablesa, Capitana Marvel... El Marvel Héroes de las series limitadas, los prestigios de seiscientas pesetas Forum, me contaban una cosa y los correos de la grapa USAda otra bien distinta, así que desconozco la función criminal o beatífica del condenado Marvel Fanfare. Untemos mi oído mayúsculo con ajo y perejil para escuchar ese esclarecedor fondillo supraconsciente: "Pero, ¿quién te ha dicho a tí lo que tengo que saber, cuantas hamburguesas puedo comer, cuanto vino tengo o no tengo que beber? ¿Quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí?"
¡Uf!, mejor hostiar y pegar la respuesta del editor de la colección, el Allen Milgron, a la carta de un lector de la época muy enterado:

Thanks for the sincere criticism and concern, Christopher. No one Marvel Fanfare to be special more than we do.
Inventory stories are merely stories which are comissioned before a firm decision has been as to which issue they will appear in. Once that decission has been made, they are called allocated inventory stories, until such time as they are publised, ad which point, we suposse, they are simply stories. True, some stories which run in Marvel Fanfare were at one time intended to appear somewhere else else, but that does not make them lesser stories, necessarily. Often a story will be set aside for Fanfare just because we decided somewhere along the line that it was so extra-special that it deserved Fanfare showcasing. Next issue, for example, we will feature a Hulk story by John Byrne that is so outrageous and unusual that we felt only the deluxe format of Marvel Fanfare would do it justice. We hope that no one will judge it harshly just because, for a few fleeting moments, it was originally intended for publication in The Incredible Hulk. We can not wait to hear you reactions to this very offbeat tale.

¡Ahí está!, los materiales de relumbrón pueden acabar publicándose en la grapa extraespecial de Milgrom.
Yo prefiero quedarme con el poema robado mientras la corriente del linkeo tira de mí hacia el resumen completo de esta historia de
Bill Mantlo y el muy canadiense Ken Steacy [link]---> Capítulo 40

[CON IMÁGENES GRATUITAS DEL ALPHA FLIGHT]