Mantlo no dejó los cómics.

Ultimamente he leído en [link-->] unos cuantos sitios que Mantlo usó los comics para pagarse la carrera de abogado, y que, por eso, cuando consiguió trabajo como abogado, dejó los comics.

No es cierto.


Dejémoslo claro: Bill Mantlo no escribía comics para pagarse otra carrera. Bill Mantlo escribía comics porque le gustaba.


El propio Mantlo explicó lo que le alejó de los comics, antes del accidente como se puede leer en la revista benéfica Bill Mantlo: A life in comics



>>Bill afirmó en público que Shooter y él nunca congeniaron. Mantlo intentó organizar a sus colegas autores en una unión de escritores para detener lo que él denunciaba como “manipulación empresarial de los escritores”. Shooter, según afirmó Mantlo , “Ha intentado destruirme como escritor desde que fue nombrado editor… él me atacó, bien directamente, bien a través de los editores, haciendo la vida imposible a los que tenían que supervisar mi trabajo. Algunos editores no querían trabajar conmigo porque Shooter sería muy duro con ellos.”

La relación de Mantlo y Shooter continuó deteriorándose. Cuando se quejó de su dibujante en CLOAK AND DAGGER, fue retirado de la serie. Mantlo también fue despedido de ALPHA FLIGHT. Como respuesta a la reducción de su trabajo, Mantlo tomó acciones. “Shooter rompió mi contrato con Marvel negándose a darme la cantidad de trabajo que estaban obligados legalmente a darme. Llevé a Marvel a arbitraje por ese motivo. Shooter se negó rotundamente a cualquier acuerdo conmigo… En el transcurso de nuestras negociaciones, se hizo evidente que Jim Shooter no atendía a razones, y creo que fue la primera vez que los directivos vieron que así era. Ellos básicamente tenían eso en mente cuando su contrato acabó.” El caso de arbitraje con Marvel, así como el interés de Bill por las leyes y su deseo de ayudar a otros, reforzaron su idea de iniciar una carrera legal.

Shooter fue destituido como Editor Jefe de Marvel en 1987, un año después de la publicación de su profusamente publicitado, aunque fallido, Nuevo Universo <--link. De todas formas, Mantlo recuerda que seguía sin conseguir trabajo estable en Marvel. “Una vez que Shooter desapareció, pensé que sería más fácil [conseguir un trabajo], pero no lo fue… Todos los nuevos editores tenían miedo de recurrir a mí. Carl Potts fue el único editor que luchó por mi”. THE DERANGERS, una serie que Mantlo y el artista Butch Guice estaban desarrollando para Epic Comics, la línea de Archie Goodwin, y que se había publicitado en varias revistas fue archivada antes de su publicación.
Una renovación de los editores, junto con una reducción en la oferta de trabajo, dejó a Mantlo en una posición incómoda, (aunque por aquella época estaba trabajando como abogado y no dependía de los comics como fuente de ingresos). Él quería continuar escribiendo comics debido a su pasión por el medio. En cualquier caso, muchos de los nuevos editores de Marvel no le conocían. Mantlo comentó que “ha habido una renovación prácticamente absoluta aquí”. Incapaz de asegurarse trabajos en la nueva etapa tras la caída de Shooter (y quizás debido a la fuerte postura de Bill al respecto), Mantlo enfocó su atención hacia DC Comics.
(...)
Bill pretendía trabajar en otra serie DC (SUPERMAN parece ser) pero en última instancia pretendía crear sus propios personajes. En cualquier caso sus planes no se cumplieron, y a finales de los 80 Bill estaba dedicado por completo a su trabajo como abogado de oficio en la New York Legal Aid Society (Sociedad de Ayuda Legal de Nueva York).

Tan solo unos meses antes de su accidente, Bill aún tenía proyectos e ideas para volver a los comics. Sabemos esto [<--link] gracias a Jackson Guice.

No me cabe duda de que, si no hubiese tenido el accidente, Bill Mantlo estaría hoy en día escribiendo comics Marvel.

Gracias Bill
Miguel Colomo (miguelcolomo.blogspot.com)

La encrucijada de la Masa.

Tortura y pruebas.


Partieron el joven y el ángel, y el perro con ellos. Caminaron.

Tobías 6,1.
Se ha contado, el Hulk nació como una sombra. Y, antes que auténtica sombra, creación oscura de un hambriento que andaba sobre campos de espinas ya que el cuento del catalizador social del Lee... Yo no lo veo. ¿Stan Lee en tierras de intuiciones donde las voliciones íntimas y las analogías imprevista se prestan al viento de encuentros benévolos? Se cuenta otra cosa, que, entregado con felicidad al chisme inglés del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, el primero de nuestros Padres Guionistas Americanos escogió la torcida y algo enferma mirada de Robert Louis Stevenson para dar sombra al mortero del mundo: Hulk, alias Bruce Banner.
Boliche para timoratos pero furioso a la vez. Un gran acierto el efecto de venirse a imaginar un gigante verde que, al igual que un agente de toda vida, pasa de sombra y media a mortero del mundo en unas pocas páginas. "¿¡Gris!? Mejor verde, como las piezas brutas de la nada." Un monstruo de febril poder, un monstruo a pacificar o hacer que sienta su destierro. Capturar al monstruo,darle castigo, destruir la abominación, salvar al mundo de tal criatura es el otro hoyo natural que acabaría por formar el charco en el que se ha chapoteado hasta hoy. Por el que han pasado, con las mejores catiuscas y chubasqueros, Stan Lee, John Byrne, Paul jenkins, Bruce Jones, Peter David, Jim Starlin, Roger Stern... En fin, buenos guionistas con buenas historias. Pero solo uno se lanzó desnudo al barro y con el pelo sembrado de bichos. Se llama Bill Mantlo -ya tardaba en salir el nombre-.
Me doy al recuerdo, ¿qué era la Masa?

"El juguete no se rebela, obediente y servil como todo muñeco no se separará de su persona. Segundos, dos décimas, ¿era muñeco o juguete ? Un monstruo que entregado a su señor, que está oculto y no es poderoso, hace de furias las tempestades para que juntas vuelen las máscaras, las más antiguas y modernas. Encargos que son guerra de las sociedades contra el hombre; la comunidad que intenta perpetuarse cargando sus culpas a la espalda de uno solo de ellos, a aquel monstruo que llamábamos 'individuo'. Sé de ese viejo objeto divino impregnado de repugnancia porque en el asco todo es aprendido. Aunque todo insecto aparece por primera vez maravilloso y brillante cuando en mitad de la noche se acerca a un niño, sus padres... Agentes sociales. Esto es difícil, su señor que está oculto y no es poderoso se presenta a la mascarada y juega de día. Corre, es falso, produce temblores. Maneja al muñeco furioso para que la persona se separe y duerma desdoblada, caiga luego al descenso y se una definitivamente."

No hay salida, como no hubo entrada ni comienzo. Hulk era Banner, Banner es Hulk, y realmente nada dio comienzo ni existió ningún número uno o cero. No hay origen, por eso, desde la primera Bomba Gamma, cada guionista repite un mismo esquema mejor o peor camuflado, porque cuando se llega al final no se puede más que escapar otra vez de nuevo. A esto se le llama 'La encrucijada de la Masa', cuya conclusión debe ser la constatación de la imposibilidad de la unión y, a la vez, el enaltecimiento de esta misma.
Hulk es una repetición sin origen, por tanto, ejemplar y no irresoluble ya que no necesita 'resolverse'. La Masa y Bruce Banner son bestias de cuento que se diluyen al tomar real contacto la una con la otra. Peter David, alias capitoste Freud, a pesar de querer jugarse la carta de la doble escudilla del huevo, zurciendo rastrojos se lo tomó como una maldición personal y se trajo de tal unión un superman verde con pantalón corto que contaba chistes.
¿Qué hizo Mantlo? Movimientos, movimientos en la morada del mundo: 'Bill Mantlo en la Encrucijada'

El Alpha Flight de Bill Mantlo.

La etapa de Mantlo en Alpha es de los cómics más vapuleados que he visto yo en mi corta vida (da igual mi edad, todos vivimos cortas vidas). Sin embargo mi percepción es bien distinta. La etapa de Mantlo en Alpha me parece un derroche de creatividad, fantasía, imaginación a raudales y aventuras. Escribo este artículo para hablar (bien, aviso) de la etapa de Mantlo en Alpha Flight.
Alpha Flight era una serie de éxito que llevaba el sello de su creador: John Byrne. Curiosamente el autor no estaba a favor de crear la serie, ya que consideraba que era un equipo menor que se creó únicamente para ser un oponente importante de La Patrulla X, pero contra todo pronóstico el primer número arrasó en ventas. La colección era distinta al resto, no sólo porque era un equipo canadiense (y lo digo porque realmente se notaba que era canadiense en las localizaciones y en la política local que se respiraba), sino porque sus protagonistas eran atípicos en el Universo Marvel. A pesar del éxito y las buenas críticas, Byrne se aburrió de su equipo (ya había contado todo lo que quería contar) y propuso el cambio de colección al equipo creativo que en ese momento llevaba a Hulk y a pesar de las quejas del dibujante, Mike Mignola, el escritor, Bill Mantlo aceptó el cambio. Mignola odiaba dibujar cómics de superheroes y disfrutaba con Hulk porque no era un superhéroe al uso y habitaba el mundo de fantasía de la Encrucijada. Solo duró tres números y posteriormente declaró que odió dibujar cada uno de ellos. Mantlo según él mismo comentó, entendía que Alpha no era una colección de grupo sino una agrupación de individualidades y buscó convertirlos en un grupo de verdad. Por lo tanto empezó a introducir cambios estructurales que hicieron distanciarse mucho a los lectores habituales de la colección. Debo reconocer que mi aproximación a Alpha Flight fue distinta a la del público general. En España la colección de Hulk (que comenzó como quincenal pocos años antes) cerró en su número 49 y pasó a editarse como complemento de Alpha Flight en una jugada editorial acertada, en el sentido de que ambas colecciones tendrían en unos números un cruce en su historia. La unión funcionó y duró muchos años en los quioscos, hasta que coincidieron etapas realmente flojas en ambas colecciones. Yo no conocía a Alpha (ni tenía intención de conocerla, ya que estaba bastante mosqueado porque le habían quitado la colección a "mi" héroe), pero compré la colección para seguir las apasionantes (para mi) historias de La Masa en la encrucijada. Poco después descubrí que en la papelería de un centro comercial al que solíamos ir vendían cómics americanos (era un Jumbo o un Pryca en la zona norte de Madrid, y recordemos que por aquella época no había muchas tiendas especializadas). Al principio compré los de Hulk, para ver "qué iba a pasar" porque medio cómic al mes se me quedaba muy corto. Pero vi uno de Alpha que me llamó la atención. Había una "chica guardián", un Sasquatch Blanco y un "robot transformer" el dibujo era realmente bueno (el dibujo era de un novato desconocido llamado "Jim Lee"), y los personajes parecían completamente distintos. Me intrigó y lo compré. Y poco después me descubrí comprando cómics americanos de Alpha pero no de Hulk (por aquella época ya estaba Milgrom con el personaje, así que la elección parecía obvia). Y me parecieron unos comics espectaculares, con otros mundos y fantasía a raudales (el juicio por la herencia de Langwoski fue apoteósico).Yo en aquellos días ni siquiera miraba quienes eran los dibujantes de los cómics, mucho menos los guionistas pero me gustaba La Masa y fue la colección que me aficionó a Marvel, y, sin saberlo, en cierto momento resultó que me gustaban más los de Alpha... Sólo años después descubrí que ambos los escribía la misma persona: Bill Mantlo. Y así me fue como me compré el último número original de Mantlo en Marvel sin saberlo. Curioso ¿no? Hace poco vi una encuesta en una web americana sobre ciertos datos de Alpha y resultaba muy curioso ver que mientras muchos calificaban el Alpha de Mantlo como el peor (en dura pugna con James Hudnall, que por cierto se escuda en la baja calidad de sus números diciendo que se pasó varios números intentando "arreglar lo que había hecho Mantlo") había cierta unanimidad con que el mejor villano de Alpha era la Reina Duende... y la Reina duende fue invención y desarrollo de Mantlo. ¿Es coherente? Evidentemente a los lectores habituales de la serie no les gustó los cambios que introdujo Bill en Alpha respecto a lo que nos había contado Byrne. Sin embargo la colección se mantuvo en el quiosco (como lo hacían todas las series de Mantlo) durante los 34 números que escribió, y aún duró un par de años más. Y para personas como yo, que no tenían ese apego inicial a los personajes de Alpha, su etapa es un referente de historias creativas e innovadoras.
Miguel Colomo travesea en miguelcolomo.blogspot.com

Sirius el perro gamma.

En el punto más alto del trabajo de Mantlo en Hulk, Bill nos contó la triste historia de Siruis. Sirius era un perro con un tumor en los huesos al que Banner intenta aplicar una terapia Gamma para curarle...

Y funcionó... o al menos eso parecía. Poco después Hulk era transportado a otro planeta por el Todopoderoso a luchar en las Secret Wars. Al volver, Hulk descubre que un mafioso que había obligado a Banner a usar en él el tratamiento, ha usado el equipo de Banner sin su autorización y está curando a cientos de personas que acuden al laboratorio de Banner en peregrinación para curar sus males.
Pero el Sr. Douglas tenía malas noticias para todos:





























































[Hostiado y pegado de miguelcolomo.blogspot.com]

Aterradora simetría

"The Tyger" by William Blake. Probablemente el poema más citado en el mundo del comic.


Esta historia de Bill Mantlo y Keith Giffen, publicada en Deadly hands of Kung-Fu #24 (Mayo 1976) es, por lo que yo sé, la primera en que se citó este poema en un comic. Parece que Mr. Mantlo volvió a adelantarse a todos los demás...



Marvel Team Up #67. Chris Claremont & John Byrne (1978)



The Amazing Spiderman #185. Marv Wolfman & Ross Andru (1978)



Watchmen #5. Alan Moore & Dave Gibbons (1987)




Web of Spiderman #31. J.M.DeMatteis & Mike Zeck (1987)





(Fuente: 999)

Rompiendo el muro.

En Incredible Hulk v2.#304 (1985), los U-Foes <--link escapan de su prisión; los poderes de repulsión de Vector -que le permiten repeler materia y energía, alejándolas de sí mismo- han aumentado tanto que REPELE INCLUSO LA REALIDAD!!!, trasladándolo junto con sus aliados a otra dimensión, la Encrucijada.
¿Dónde podría encontrarse una idea tan original y tan brillante aparte de en un comic? Este concepto, que parece propio de Grant Morrison, no lo es ... es de Bill Mantlo.

[Hostiado y pegado (¡con algún parche!) de ch999.blogspot.com]








"¿Bill Mantlo?...un guionista de la casa, correcto, con oficio. No innovaba pero hacía historias entretenidas, aunque no estaba en la misma liga que escritores como Grant Morrison, por ejemplo", lector de en medio o lector handicapeado.

<--[] Animal Man #26. Agosto de 1990. De Grant Morrison.













Animal Man #19. Enero de 1990. De Grant Morrison. []-->





<--[]
Alpha Flight #66. Enero 1989. De Bill Mantlo.